Compartir
Publicidad
Publicidad

Ante el panorama español, el futuro está ahí fuera

Ante el panorama español, el futuro está ahí fuera
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Normalmente las grandes empresas no suelen ser las más innovadoras, de hecho en muchas ocasiones son las pymes las que prueban y desarrollan nuevas iniciativas y luego las grandes corporaciones vienen detrás, bien a imitar esas iniciativas una vez que funcionen o bien a comprar a esas pequeñas empresas para hacerse con su negocio.

Pero en este caso son las grandes las que enseñan el camino a las pequeñas. No hay más que ver las cuentas de resultados de las empresas punteras en nuestro país para darse cuenta que mantienen o aumentan sus beneficios gracias a su actividad exterior. Ante las prespectivas económicas y financieras que se dan aquí, no cabe duda de que el futuro está ahí fuera.

Siempre se dice que en las épocas de crisis surgen nuevas oportunidades, a veces nos sirven para abrir los ojos a nuevos negocios o la necesidad nos obliga a una reorganización de las empresas que, a largo plazo, puede servir para que éstas salgan reforzadas. Pero esas oportunidades no tienen por qué estar en la puerta de casa, a veces hay que mirar más allá y ver que hay otros mercados, otros países donde esa tan deseada ventaja competitiva puede tener más éxito que aquí.

Paises emergentes con necesidades y posibilidades pueden requerir los servicios de empresas con conocimientos, experiencia y know-how como las nuestras para el desarrollo de nuevos proyectos. España está dormida, pero hay muchos países despiertos, esa puede ser la oportunidad que nos muestra esta crisis.

Es evidente que salir al exterior no es tarea fácil, otros países, otras culturas, otras leyes, ... pero eso sólo son obtáculos distintos a los que nos podemos encontrar aquí donde el movimiento empresarial, la inversión o la financiación están bajo mínimos, distintos, pero obstáculos a superar en cualquier caso.

En su día ya comenté que el éxito parte de ser bueno en lo que uno hace aquí, en Berlín, en Lima o en Seúl. Por eso, en momentos como los actuales donde hay más sombras que luces en el panorama español, las empresas deben plantearse el buscar esas oportunidades, esos nichos de mercado más allá de nuestras fronteras.

No se trata de emigrar ni de aprovechar la oferta alemana sino de plantearse una estrategia de búsqueda de oportunidades allá donde las haya. El proceso de intenacionalización de una empresa y la búsqueda de nuevos mercados a explotar requiere un buen planteamiento para reducir el margen de error, ¿difícil? sí, casi tanto como sobrevivir aquí.

En Pymes y Autónomos | ¿Dónde está el límite de la internacionalización?
Imagen | reidrac

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio