Cómo solicitar y justificar subvenciones paso a paso

Cómo solicitar y justificar subvenciones paso a paso
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Los autónomos, al crear su empresa o para sobrellevar las dificultades económicas, es natural que busquen subvenciones para ayudar a consolidar su negocio.

Una subvención parece algo sencillo de conseguir, si bien son pocos los autónomos, no solo que la consiguen, sino que además la justifican correctamente.  En sí, solicitar una subvención es un proceso que el autónomo debe dominar y seguir paso a paso:

1) Vigilancia activa de ayudas y subvenciones

Existen una gran variedad de programas y líneas a las que puede acceder el autónomo, de fomento del autoempleo y el emprendimiento, como el pago único, las ayudas a la digitalización, como el Kit digital, o ayudas a la innovación.

En cualquier caso, lo primero que debe hacer el autónomo es informarse de todas las opciones disponibles, en las distintas administraciones, y planificarse para hacer una vigilancia activa de las convocatorias.

De forma general, existe una herramienta interesante, el “Sistema Nacional de Publicidad de Subvenciones y Ayudas Públicas”, que permite al autónomo suscribirse fácilmente y recibir en su email alertas sobre las subvenciones y ayudas que vayan saliendo.

2) Conocer el marco normativo de la subvención

Una vez el autónomo detecta a qué subvención se quiere presentar, debe dominar la normativa relacionada.

Normalmente, se debe controlar la convocatoria y las bases reguladoras de la ayuda en cuestión, y de forma general, conocer la Ley General de subvenciones.

3) Análisis de requisitos y documentación

Identificada la ayuda, hay que entender el procedimiento, y revisar los requisitos que se deben cumplir, así como toda la documentación que nos van a solicitar.

En ocasiones, se trata de ser nuevos autónomos, de realizar determinada inversión, tener un número mínimo de empleados o dedicarse a determinado sector.

4) Estudio de criterios y puntos

Las subvenciones, sobre todo las que son en régimen de concurrencia competitiva, establecen unos criterios de elegibilidad.

En este punto, el autónomo debe tener en cuenta que los fondos aportados a las convocatorias suelen ser limitados, por lo que las administraciones tienen que decidir a qué empresas elegir como beneficiarias; para eso, establecen unos criterios.

Es importante verificar que se pueden cumplir los criterios, y antes de presentarse, valorar cuántos puntos se pueden obtener, para ver si compensa hacer el esfuerzo de presentarla en función de nuestras posibilidades de éxito.

5) Presentación de la solicitud

A la hora de ir a por la subvención, la mayoría de las entidades ofrecen formularios en línea para facilitar la presentación de la solicitud. Es importante completar el formulario con cuidado y asegurarse de proporcionar toda la información y documentación solicitada.

Habrá un plazo donde te pueden requerir para subsanar cierta documentación, pero en general, lo que no presentes en el momento inicial,  no podrás arreglarlo después. Se metódico y no te olvides de nada, ni de documentos, ni de campos a rellenar en la memoria.

6) Resolución de la subvención o ayuda

Una vez analizadas todas las solicitudes, la entidad o administración que convoca la ayuda emitirá una resolución, donde aparecerán los beneficiarios e importes de las subvenciones.

Es labor del autónomo estar atento a todo tipo de publicaciones en la sede electrónica.

7) Justificación de la subvención

Para justificar la subvención, debes realizar una cuenta justificativa de cómo se ha utilizado el dinero, donde se entreguen documentos acreditativos de haber ejecutado el presupuesto al que te has comprometido al presentar la solicitud.

En relación con esto, el autónomo debe contabilizar adecuadamente las facturas y guardar los justificantes bancarios que acrediten el pago, porque serán parte importante de esta justificación.

8) Cobro de la ayuda

Si se justifica adecuadamente la subvención, el autónomo recibirá el pago, aunque hay ayudas en las que el importe se recibe antes, y se ejecuta la inversión y justificándose ese gasto después.

9) Obligaciones del autónomo

Al final, si has sido uno de los elegidos, tus tareas no acaban ahí. Las subvenciones, traen consigo obligaciones posteriores que no debemos descuidar.

La publicidad a realizar para dar a conocer es un proyecto subvencionado, someterse a auditorías, el mantenimiento de la inversión y de los puestos de trabajo creados o la conservación de las facturas un periodo superior al que exige Hacienda son algunos de ellos.

Bola extra: Tributación de la subvención

Por último, un consejo, antes de solicitar la subvención conocer como debe tributar.

Recibir dinero, supone que Hacienda quiera su parte, por lo que se debe tener claro si el ingreso recibido debe incluirse en la base imponible de la declaración de la renta o si, como algunas ayudas, como el pago único, están exentas del IRPF.

Temas
Inicio