Compartir
Publicidad

¿Cómo esquivar el desánimo a la vuelta de vacaciones?

¿Cómo esquivar el desánimo a la vuelta de vacaciones?
0 Comentarios
Publicidad

Después de las vacaciones toca la vuelta a la normalidad, un trance que se torna complicado por bajarnos de nuevo a la realidad, pero que no cabe otra opción que afrontarlo de la mejor manera, porque al finalizar el verano también vuelve la actividad normal, y la presión por cerrar un año que está siendo complicado.

En este trance son muchos los compañeros, subordinados, y también jefes, los que nos muestran su desánimo, de lo que debemos cuidarnos si no queremos contagiarnos, y así poner en peligro los 'buenos propósitos' que nos hemos marcado para el nuevo curso profesional.

De esta tarea jamás se escribió que fuese sencilla, pero deberíamos seguir algunos consejos para intentar hacernos lo menos permeables ante este tipo de sentimientos. Pues bien, lo que yo recomendaría es lo siguiente:

  • Entender que la etapa de vacaciones es transitoria, siendo un paréntesis dentro de nuestro ritmo habitual

  • Hemos podido disfrutar de unos días de descanso, ocio, en los que hemos tenido la oportunidad de valorar los últimos acontecimientos, y meditar sobre nuestra carrera profesional

  • La vuelta de vacaciones es un buen escenario para poner en práctica los nuevos propósitos que hemos ido postergando en nuestro día a día

  • Valorar los acontecimientos desde el punto de vista objetivo, confiando en que somos capaces de conseguir los objetivos, evitando que los comentarios de un tercero puedan interferir en nuestros propósitos

Como pueden comprobar, estos argumentos tienen mucho de psicología, de autoconfianza, y de ambición personal. Siendo valores muy positivos en entornos deprimidos y turbulentos como el actual, dónde el tener la capacidad de sacar nuestras propias conclusiones es algo que no todo el mundo sabe hacer.

En Pymes y Autónomos | Del miedo a cambiar de puesto Imagen | Arkangel

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio