Compartir
Publicidad

Warren Buffett y las pymes

Warren Buffett y las pymes
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El inversor estadounidense Warren Buffett ha sido noticia recientemente por la adquisición de una minorista alemana. El empresario conocido como el "Oráculo de Omaha", y propietario de Berkshire Hathaway, es fiel a un estilo: "No invertir en algo que no pueda entender".

Y la debilidad del euro se comprende y ésta le ha llevado a apostar por Europa y sus pymes. Pero no sólo ha realizado una compra sino que pretende ampliar su cartera en el país germano. De sobra es conocido el lema de Buffett de apostar por empresas con una fuerte imagen y clientes fieles. ¿Pero qué más puede aportar Buffett a las pymes?

Detlev Louis Motorradvertriebs, una minorista alemana especializada en ropa y accesorios para motos ya sabe qué significa formar parte de la 'colección' de empresas de Buffett. Cumple con un requisito fundamental: la expansión global de la que gozan las pymes alemanas y que tanto ha atraído al empresario e inversor.

¿Pero qué consejos podría dar a sus 85 años como empresario?

El austero millonario cuenta con una experiencia en el mundo de los negocios y de la inversión lo suficientemente acertada como para trasladar sus ideas tanto a un pequeño empresario, como a un autónomo, un inversor o cualquiera que necesite encontrar un equilibrio entre la vida personal y la profesional.

“La regla número uno es no perder dinero nunca y la segunda, no olvidar la regla número uno”

  • Con humor, Buffett nos dice que arriesgar no es una de sus aficiones. Por lo que antes de invertir en un proyecto, aunque la posibilidad de que algo salga mal sea posible, lo mejor es apostar nuestro capital por una idea que en un 99,9% salga bien.

“El tiempo es amigo de los buenos negocios y el enemigo de los mediocres”.

  • Tomar un tiempo para dar un paso a la hora de emprender un negocio, o de tomar una decisión es sinónimo de inteligencia empresarial, es decir, las emociones en Bolsa no son las mejores consejeras, al igual sucede en los negocios. Impulsividad, la justa.

“Tardas 20 años en construir una reputación y cinco minutos en arruinarla. Si piensas en eso, harás las cosas de manera diferente.”

  • ¿Merece la pena saltarnos las normas para llegar antes a la meta? Tarde o temprano, te pillan y ya no hay vuelta atrás. Aquí hace alusión a personas que sin escrúpulos o por torpeza, han querido destacar o ascender en el mercado con comportamientos poco éticos. La reputación de nuestra empresa, es nuestra reputación.

“Parece que hay alguna característica humana perversa por la que nos gusta hacer las cosas más fáciles, difíciles.”

  • Con esta última frase alude a lo que comentábamos al inicio, su pasión por apostar por empresas de modelos de negocio sencillos. ¿La razón? ¿Por qué invertir o apoyar algo que no entiendo o que no se puede explicar con una frase? Lo nuevo no es malo, lo malo es lo enrevesado, aquel negocio que no tiene éxito entre los potenciales clientes.

Y para terminar, una frase que resume una forma de comportarnos tanto en la empresa como fuera de ella, sea cual sea nuestro rol:

“Sólo tienes que hacer bien muy pocas cosas en tu vida, siempre y cuando no hagas demasiadas cosas mal.”

En Pymes y Autónomos|Cómo llamar la atención de un inversor con un buen Pitch Elevator,

Imagen|Donkey Hontey

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio