Compartir
Publicidad
Publicidad

Reducir la excesiva exposición a la financiación bancaria, examen pendiente de las pymes

Reducir la excesiva exposición a la financiación bancaria, examen pendiente de las pymes
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Mucho hemos hablado en este blog del problema del acceso al créditot. En muchos artículos publicados hasta ahora nos hemos hecho eco de las inquietudes y preocupaciones de los empresarios en torno a la falta de financiación empresarial. ¿Hasta cuando seguirá cerrado el grifo del crédito? ¿Debe el ICO garantizar el crédito que las entidades financieras no otorgan? ¿Es la deuda pública uno de los mayores obstáculos para hacer llegar el crédito a las pequeñas empresas?, son algunas de las preguntas que nos hemos hecho desde que comenzó la crisis.

Sin embargo, en pocas ocasiones nos hemos planteado si es necesario cambiar el paradigma de la financiación. Hasta ahora, el crédito bancario suponía hasta el 80% de la financiación empresarial, en especial de las pymes, dato que contrasta con otros países como Estados Unidos, donde la financiación bancaria supone únicamente el 30%.

La excesiva bancarización de la financiación empresarial conduce a que, en épocas como la actual, con una restricción crediticia evidente, las empresas se vean privadas de la liquidez necesaria para atender los pagos más inmediatos, lo que les puede llevar a tener que soportar graves problemas de impagos.

Este tipo de financiación supone, además, un problema añadido para el sistema económico en su conjunto. El excesivo apalancamiento existente en nuestro sistema es consecuencia de la poca capitalización de nuestras empresas en comparación con la excesiva financiación mediante recursos ajenos. Es decir, las empresas responden de sus préstamos con una pequeña cantidad de fondos propios.

Bajo mi punto de vista, las alternativas deben de tender a una mayor financiación mediante recursos propios, por ejemplo, a través de sociedades de capital riesgo o business angels que inyecten una cierta cantidad de dinero en el capital social de la entidad y recuperen su inversión participando en los beneficios de la misma.

De esta manera matamos dos pájaros de un tiro: por un lado, reducimos la exposición bancaria y, por otro, garantizamos la solvencia de nuestra empresa en épocas de crisis.

En Pymes y Autónomos | ¿Por qué más de un 70% de las solicitudes de crédito a las pymes son desatendidas? Imagen | Tax Credits

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio