Compartir
Publicidad

¿Por qué las políticas del BCE no llegan (ni van a llegar) a las pymes?

¿Por qué las políticas del BCE no llegan (ni van a llegar) a las pymes?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, presentó el pasado Jueves una batería de medidas destinadas a luchar contra la deflación y el bajo crecimiento de la zona euro. Entre otras, Draghi anunció una inyección de liquidez a las pymes, la compra de bonos de titulizaciones hipotecarias, el fin de la esterilización en la compra de bonos de deuda pública o la reducción en el precio del dinero materializado en una reducción del tipo de interés oficial del 0,25% al 0,10%.

Sin embargo, a pesar de que muchos analistas han aplaudido las medidas del BCE en materia monetaria, la efectividad de las mismas desde el punto de vista de las empresas, y en especial de las pymes, es, cuando menos, dudosa. Como ya venimos explicando desde hace mucho tiempo en este mismo medio, el problema de la falta de crédito no se encuentra en la falta de liquidez, sino en la falta de solvencia.

Y para muestra un botón: según datos del Banco de España, el tipo de interés practicado por las entidades financieras para operaciones diferentes al consumo a cinco años es del 7,70% para España. Una cifra muy alejada del tipo de interés oficial que ahora se fija en el 0,10% e incluso alejada del de la zona euro (3,20%).

El tipo de interés que se aplica en cualquier operación tiene en cuenta dos variables fundamentales: el tipo de interés libre de riesgo, o lo que es lo mismo, el interés que se pagaría por una inversión con el mismo plazo pero sin riesgo, y la prima de riesgo, o el mayor interés que cualquier inversor exige por el riesgo inherente que lleva aparejada la operación.

Atendiendo a esta definición, y tomando el bono a cinco años de España como la inversión sin riesgo (1,22%), la prima de riesgo empresarial para operaciones a cinco años se situaría en niveles cercanos a los 650 puntos básicos. Tengamos en cuenta que estos niveles son, precisamente, los que tenía España cuando se estaba hablando de quiebra y rescate hace tan solo dos años.

Por este motivo, la rebaja del tipo de interés oficial está lejos de ser un mecanismo de abaratamiento de la financiación empresarial, y las medidas de apoyo a las pymes no tendrán la eficiencia deseada si no se arregla el mecanismo de transmisión desde la economía financiera a la economía real, es decir, si las empresas no mejoran su solvencia y los departamentos de riesgos de las principales entidades financieras no lo perciben de esta manera.

En Pymes y Autónomos | Draghi baja los tipos de interés al 0,5% ¿servirá para facilitar el crédito a las pymes? Imagen | INSM

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio