Publicidad

IDAE: Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energia

IDAE: Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energia
Sin comentarios

Remo nos acaba de recordar la existencia de un Instituto público, el ICEX, referencia obligada si hablamos de exportación. Pues bien, si la exportación es una de las asignaturas obligatorias de la pyme española y este organismo puede serle de gran ayuda, no podemos olvidarnos de otra materia fundamental, la eficiencia energética, y el equivalente al ICEX en dicha competencia de la Administración, el IDAE: Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía.

El IDAE, como su propio nombre indica, desarrolla su actuación en el ámbito de la energía. Podríamos hablar de dos grandes lineas: por un lado el impulso a las energías renovables y por otro el del ahorro energético. Para conseguirlo, y al margen de la campañas de sensibilización, formación, se constituye en el brazo financiero del Ministerio de Industria a la hora de financiar y ejecutar proyectos. Y este es un campo de especial interés para las pymes y un sector estratégico para hacer más competitivas a las empresas en España dado el elevado coste de la energía respecto a otros países de nuestro entorno.

Líneas de financiación del IDAE

Las principales líneas de financiación para este tipo de proyectos son:

  • Participación en proyectos innovadores de inversión: donde el Instituto desarrollaría actividades de asistencia técnica, ingeniería de servicios, consultoría, dirección o ejecución de obra, asesoramiento y comercialización, en general, de productos, patentes, marcas, modelos y diseños industriales, realiza inversiones, directa o indirectamente, en proyectos de interés energético y en Sociedades ya constituidas o de nueva creación. El IDAE puede participar en proyectos de inversión en los ámbitos del ahorro y la eficiencia energética, de las energías renovables y de su almacenamiento, así como en proyectos de gestión de la demanda energética que, por su carácter innovador o singularidad, respondan a sus fines y funciones

  • La Financiación por Terceros (F.P.T): me parece la más interesante de cara a las pymes, y si hablamos de financiar proyectos de ahorro, eficiencia y generación de energía. Resumiéndolo mucho se trata de una financiación atípica, una suerte de leasing que se financia con parte de los propios ahorros energéticos. Digamos que se trata de cambiar una instalación por otra más eficiente energéticamente hablando, con el ahorro en las facturas se va devolviendo dicha financiación al IDAE. Mientras dura este proceso los equipos siguen siendo propiedad del mismo. El industrial no suele tener que desembolsar prácticamente nada y se ve beneficiado por ahorros desde el principio. Es una suerte de project finance a pequeña escala.

  • Financiación de Proyecto y Arrendamiento de Servicios: cubre los mismos campos que el anterior, pero incluye también temas de energías renovables. Me temo que a lo que se refieren es a figuras de project finance clásicas, por lo que no lo veo adecuado para pymes.

  • Otras participaciones financieras del IDAE en proyectos energéticos a través de Uniones Temporales de Empresas (UTEs), Agrupaciones de Interés Económico (AIEs), toma de capital en sociedades mercantiles, cuentas en participación y convenios de desarrollo tecnológico.

  • Programa de ayudas a proyectos innovadores.

  • Programa de Acuerdos Voluntarios con empresas del sector de la biomasa térmica en edificios (Biomcasa).

Además tenemos que añadir las ayudas del plan MOVES II para ayudar a renovar las flotas de vehículos de autónomos y empresas, que suelen renovarse cada año para incentivar la jubilación de vehículos más contaminantes con otros híbridos o eléctricos que además sean más eficientes. Estos planes se suelen renovar anualmente ya que no duran mucho cuando se lanzan y rápidamente agotan presupuesto.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios