La creación de empresas se dispara, pero también las que van a la quiebra

La creación de empresas se dispara, pero también las que van a la quiebra
Sin comentarios

Los datos económicos son una de las pocas buenas noticias que tenemos durante estos meses. Incluso poniendo todo en contexto, con una situación previa y una crisis sin precedente, todo apunta a un inicio de la recuperación con mucha fuerza. Un ejemplo, en junio se constituyeron en España 9.554 sociedades mercantiles, un 41,8% más que en el mismo mes de 2020, según los datos difundidos este jueves por el Instituto Nacional de Estadística. El fin del estado de alarma y la apertura de muchos negocios tiene mucho que ver con ello. Pero no hay que ser realistas porque si la creación de empresas se dispara, pero también las que van a la quiebra.

Los datos de empleo también son buenos, a pesar de que todavía queda un volumen importante de trabajadores en ERTE, algo menos de 300.000 según las últimas cifras. Y eso teniendo en cuenta que la incidencia de la inversión con el dinero que ha llegado de la Unión Europea, y unos presupuestos expansivos todavía no se nota.

Pero igualmente vamos a ver como algunos negocios, los más dañados por la crisis, aquellos cuya situación a pesar de la recuperación los hace inviables a corto y medio plazo tienen que cerrar. Esta cuestión no aflorará por completo hasta que no finalice la moratoria para las empresas de presentar concurso de acreedores, que se extiende hasta finales de año.

A pesar de todo muchos no van a esperar hasta dicha fecha. Ya saben que por más que lo intenten el negocio está en quiebra y lo mejor es hacer una salida ordenada. Y con un poco de suerte, no acumular más deuda e intentar empezar de cero aprovechando nuevas oportunidades.

Al menos así lo indican las estadísticas del Colegio de Registradores, ya que el número de deudores concursados alcanzó en el segundo trimestre del año la cifra de 2.620, lo que supone un aumento del 85% respecto al mismo período del año anterior. Esta claro que muchos han querido, pero no han podido aguantar un año terrible para la facturación de muchos negocios.

Por tipo de concurso, un total de 1.415 fueron voluntarios (un 4,5% más que en el segundo trimestre de 2020),  mientras que consecutivos fueron 1.188 (nueva categorización en 2021), y  necesarios 17 (un 72,6% menos que en el segundo trimestre de 2020).

Lo cierto es que cuando todo acabe nada será igual para muchos. Pocos serán los que salgan más fuertes, los que tenga algo de suerte saldrán sin deudas y dando gracias y otros, tendrán una mochila que cargarán durante los próximos años como lastre en forma de amortización de deuda para sus compañías.

Temas
Inicio