Compartir
Publicidad

¿Cómo cobrar las facturas a tus clientes? Las cinco formas más habituales para hacerlo

¿Cómo cobrar las facturas a tus clientes? Las cinco formas más habituales para hacerlo
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La gestión de cobro de las facturas con nuestros clientes suele ser uno de los elementos clave de la tesorería de toda empresa. Aparte del conocido pago al contado propio de muchos servicios, las empresas suelen utilizar diferentes métodos para llevar a cabo esta gestión. Estos son cinco de los más importantes.

Factoring

El factoring forma parte hoy en día de los servicios financieros ofrecidos por cualquier entidad que trabaje con empresas. Se trata de un método de financiación que supone la cesión por parte de la empresa de las facturas que tiene contra un cliente a una entidad financiera, denominada factor.

Esta entidad se encarga de gestionar el cobro de todos estos documentos, y las anticipará a solicitud del cliente, a cambio del cobro de una comisión. De este modo, la empresa obtiene financiación de una forma sencilla y se olvida de la gestión de sus facturas. Además, en el factoring sin recurso, incluso se olvida de gestionar el riesgo aunque, eso sí, es un servicio más caro.

Confirming

El confirming es un tipo de contrato según el cual se cede la gestión del pago las compras aplazada de una empresa a una entidad, también generalmente financiera, que, además, incluye un servicio de financiación para el proveedor, que tiene la posibilidad de obtener un anticipo de sus facturas.

Al igual que el factoring, hay confirming con y sin recurso, en función de si el riesgo lo asume el cliente o la entidad financiera, respectivamente.

Pagaré

El pagaré es un documento en el que se recoge una promesa incondicional de pago del librador, por el importe reflejado, al tenedor o beneficiario del documento en una fecha determinada. Tiene carácter ejecutivo y su mayor ventaja es que es comúnmente aceptado como medio de pago en cualquier transacción comercial.

Además, la mayoría de entidades disponen de servicios de descuento de pagarés que permiten anticipar el importe de las facturas para obtener liquidez, a cambio del pago de un interés, como en cualquier otro tipo de financiación.

Recibos domiciliados

Con la entrada en vigor de la Zona Única de Pagos SEPA hace unos años, los recibos domiciliados ganaron bastante importancia como forma de pago aceptada por los proveedores. Un recibo domiciliado es un método de pago destinado a efectuar un cargo en la cuenta bancaria del cliente, con la particularidad de que la operación de cobro la inicias el beneficiario, para lo cual es necesario el consentimiento explícito del cliente a través de un mandato SEPA.

Transferencia

Al igual que los recibos, SEPA cambió la forma de emisión de las transferencias, haciéndolas más trasparentes y homogéneas para toda la zona euro. Es el método de pago más utilizado por los clientes para el pago de las operaciones comerciales a sus proveedores. Cuenta con el inconveniente de que depende de la empresa pagadora quien, en ocasiones, podría demorar el pago o incluso dejar de pagar por los bienes o servicios suministrados.

En Pymes y Autónomos | ¿Qué entendemos por excedentes de tesorería?

Imagen | rawpixel

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio