Compartir
Publicidad
Publicidad

Comisarios financieros para pymes extremeñas

Comisarios financieros para pymes extremeñas
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Comunidad de Extremadura ha encontrado una solución para la sequía crediticia que denuncian las pymes: les va a poner asesores financieros gratuitos, que estudiaran sus necesidades financieras, y les ayudarán a negociar con las entidades bancarias, todo ello a domicilio. Todo ello a cargo del presupuesto público, con un presupuesto de 577.000 euros, y un coste máximo asumido por la Junta de entre 600 y 2500 euros por empresa. Para ello ya han reclutado a una veintena de profesionales.

Supongo que a muchos les parecerá una idea estupenda (ahí tenemos a las Cámaras de Comercio consultadas), un ejemplo del papel que deben asumir las instituciones en esta crisis, y, de un modo general, con respecto a las empresas. Pues yo voy a hacer, una vez más, de Pepito Grillo, por no usar otras expresiones menos corteses: de primeras es un desatino, un derroche de recursos públicos (es decir, privados, de los contribuyentes). Pero aún puede ser algo peor.

  • No es la primera vez que la Junta de Extremadura se dedica a solapar, a apropiarse de parcelas propias de inciativas privadas. Ya lo comentaba hace tiempo cuando se sacaban de la manga bancos de sociedades mercantiles preconstituidas. ¿A qué juega la Junta? Si un empresario necesita esos servicios profesionales, o una consultoría financiera, como es el caso, lo que debe hacer es pagarlo, recurrir al mercado y contratar al profesional que más le guste y que mejor se adecue a sus necesidades y posibilidades. ¿Qué cuesta dinero? Por supuesto, como también cuestan dinero los materiales de construcción del empresario protagonista de la noticia que comentamos y la Junta no se dedica (que yo sepa, o al menos aún) a regalarlos a través de sociedades públicas a todo aquel que lo pida. Si el empresario no es consciente de que el asesoramiento financiero tiene un coste, un coste que debe asumir, nunca lo valorará. Y eso es parte de la explicación a nuestra crisis actual.

  • Por tanto, la Junta, lo que debe hacer es preocuparse de ahorrar dichos recursos y de esquilmar en menor medida a los contribuyentes, empresarios y asalariados. De esta manera no tendrá que preocuparse de si le transvasan más o menos recursos desde el Gobierno central. Que administre mejor lo que tiene, que sin duda eso repercutirá en una mejor salud financiera de esas pymes a las que dice, pretende ayudar.

  • Evidentemente no me harían caso, pues de lo que se trata es de crear o mantener una casta de beneficiados (asesores semipúblicos) con el maná del dinero público. Esos profesionales lograrán clientes cautivos gracias al maná público, mientras que los asesores que no se plieguen a las condiciones, costes, etc, de la Junta verán que su mercado se enturbia y distorsiona. ¡Vivan las cadenas, vivan las subvenciones! La Junta logrará asi formalmente contentar por un lado a ese pequeño empresario y por otro a ese profesional asesor agradecido. ¿Y quien paga? Justo quien estáis pensando. Una vez más, competencia desleal.

  • Me temo mucho que, en la mayoría de los casos, difícilmente lograrán sus nobles propósitos. Me temo que estamos en una fase donde hemos pasado de una problemática financiera a una económica. No hay ventas, no es un problema de financiación, es un problema de mercados, de modelo económico. Es más, la Junta y su estructura forman parte del problema. Se llega tarde y mal al asunto. Pero eso si, con un fajo de dinero arrebatado al contribuyente que hay que repartir de alguna manera, que está calentito.

  • Según voy escribiendo el post, en plan jam session, me voy calentando. Y ya he encontrado titulo para el mismo. Pensando mal, pero muy mal, que seguro que no es así, me temo que de las pocas posibilidades de éxito para iniciativa alguna de ellas se encuadra en configurar a estos asesores como una suerte de comisarios (politico) financieros de la Junta. No me refiero a que vayan a tener acceso a información delicada y sensible, mucho más, ejem, afinada que la fiscal. No. Me refiero a que ejerzan un papel de primo de Zumosol o de chivatos con respecto al comportamiento de las entidades financieras. Imaginaos al Consejero de Economía de la Junta llamando al Director General de alguna de las Cajas extremeñas , y dejándole caer el recado que no está satisfecho con la alta tasa de rechazo de las operaciones planteadas por sus comisarios (y no hagas que me ponga como ZP contra los banqueros), perdón, asesores. No sería extraño que el Consejero le dijeses que si no le había dicho el Director General que es que no había demanda de crédito solvente. Y quien dice Cajas dice Bancos que no quieran tener problemas con las instituciones públicas extremeñas. Vamos, algo idílico para una buena gestión del riesgo en materia financiera. Una especie de Pequeño empresario, la Junta vela por ti. Pero ya digo que esto es sólo una maldad mía.

Vía | Hoy En Pymes y autónomos | Yo acuso: es desleal la competencia de las empresas públicas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos