Publicidad

Trabajar con mascarilla y en plena ola de calor y no desesperarse en el intento
Actualidad

Trabajar con mascarilla y en plena ola de calor y no desesperarse en el intento

Publicidad

Publicidad

En pleno agosto ya estamos acostumbrados a trabajar con olas de calor como la que actualmente estamos sufriendo en muchos lugares. Pero este año es peor todavía, porque a esta cuestión se le añade el uso obligatorio de la mascarilla, lo que provoca que nuestra respiración sea un poco menos fluida y molestias. Pero trabajar con mascarilla en plena ola de calor es posible y sobre todo una obligación.

Y me sirvo para ello de mi propia experiencia, trabajando tanto en exterior como en interior todos los días durante 8 horas con la mascarilla constantemente puesta y bien colocada, cubriendo tanto boca como nariz. Nada de llevarla en el codo o en el cuello. ¿Es incómodo? Totalmente, pero es absolutamente necesario.

La responsabilidad de cada uno

No solo por mi, sino también por aquellos clientes que visito, por mis compañeros de trabajo con los que comparto espacio o por mi empresa. Un positivo puede significar un grave problema para el negocio. Para algunos incluso puede suponer la ruina, especialmente si no pueden teletrabajar.

¿Cómo se puede soportar la mascarilla en tu puesto de trabajo? Aquí van algunos consejos:

  • Usa una mascarilla ligera, mejor quirúrgica o higiénica, que podamos desechar en tres o cuatro horas. En mi caso prefiero de tela, de las que luego puedo lavar y reutilizar. Suelo ir provisto de varias porque en una mañana trabajando en el exterior el sudor hace que se necesiten dos o tres por día.

  • Descansa con más frecuencia porque no vas a poder seguir el ritmo. Si estás en una zona aislada aprovecha para respirar mejor, en mi caso es en los trayectos en coche cuando aprovecho, pero nunca si estoy rodeado de gente. Una pequeña pausa cada media hora nos ayuda a recuperar el aliento. Y si eres fumador evita hacerlo con la misma frecuencia o reduce tu ritmo.

  • Hidrátate lo mejor posible siempre con agua, nada de refrescos azucarados. Llevar agua fresca en una botella termo es muy importante para aliviar la jornada.

  • Si trabajas en exterior evita en la medida de lo posible las horas de mayor calor y siempre que sea posible busca las sombras. Si no es posible, sigue las reglas de los descansos para parar y refrescarte con frecuencia.

  • Aprovecha el lavado de manos frecuente y refresca cuello y cara.

Todos estamos trabajando en circunstancias muy complicadas. A todo el mundo le gustaría volver a la normalidad, pero si queremos mantener la actividad hay que hacerlo con responsabilidad. No es fácil, pero la alternativa es quedarnos en casa y sobrevivir esperando a que pase la pandemia lo antes posible.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios