Compartir
Publicidad
Publicidad

Tened cuidado

Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Allá por los 80, una de las primeras series a las que me enganche fue Canción Triste de Hill Street. Impresionante lo de Furillo y sus chicos. Además de la música se me quedó grabado la reunión con la que comenzaban todos los episodios, con la asignación de tareas y misiones, y la frase con la que se cerraba, un sugestivo Tengan cuidado ahí afuera, que evocaba los múltiples peligros que debían afrontar

Me gustaría que tuvieseis cuidado. Si ya es duro lanzar una pyme, impulsar un pequeño negocio, el colmo consiste en que haya quien quiera aprovecharse directamente del emprendedor. Y todo ello amparado en un lenguaje confuso, en un si pero no, en el uso de datos de Registros Públicos justo para aquello para lo que no fueron concebidos.

Lo he visto en otros campos, pero aquí me voy a centrar en los especialistas en gestionarte la marca, pues me lo ha recordado recientemente un post del blog de Francisco Hernández Marcos. A continuación os expongo el modus operandi, que como muchos veréis, y algunos habréis comprobado de primera mano, es fácilmente replicable.

Una vez el emprendedor tramita la solicitud para registrar su marca esta se publica en el BOPI. A partir de ese momento, entidades con denominaciones muy pomposas como Instituto, Centro, etc...te bombardean con mailings, ofreciéndose a cambio de una módica cantidad, a incluir tu marca en un Registro europeo X, con apellidos no menos pomposos que los de dicha institución. Muchos emprendedores dirán que que caray, que la marca es uno de sus principales activos, que Europa es nuestro mercado natural y que hay que proteger lo que hay que proteger.

Craso error. El remitente en cuestión no es otra cosa que una empresa privada (me cuesta utilizar esta denominación para este tipo de actividades) y el dichosos registro un directorio comercial, de distribución cuestionable, y sin amparo legal similar a lo que sería un Registro Europeo de la Propiedad Industrial. Vamos, que en el fondo has contratado ¿publicidad? Y todo de un modo tan sinuoso que resulta legal, al menos en la forma.

Pues eso, tened cuidado.

Vía | Francisco Hernández Marcos

En Pymes y Autónomos | Protege la identidad de tu empresa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio