Compartir
Publicidad
Publicidad

Phillip Kotler en Barcelona

Phillip Kotler en Barcelona
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Ayer tuve la oportunidad de asistir a una magistral intervención del prolífico autor y gurú del marketing Phillip Kotler en el seno del III Encuentro de Futuros Directivos. Y realmente me quedé pasmado tanto por el contenido en sí como por la brillante forma de comunicarlo.

En cuanto al primer punto, en el reducido espacio de su intervención, trató cómo hacen marketing las grandes empresas, o más bien dicho, como hacen marketing los clientes para las empresas.

La importancia del boca oreja se ha multiplicado con la aparición de la web 2.0, ya nadie compra un producto sin haber visitado la página web del producto, sin haber examinado foros de Internet para conocer qué se dice de él, sin haber rastreado sus redes sociales para conocer qué opinión tienen sus allegados, etc… y es el cliente el que aconseja a futuros clientes para que compren, en definitiva, nada tan sencillo y tan complicado como esto. Por lo tanto sólo sobrevivirán aquellas empresas que estén volcadas en el cliente, que estén interesadas en su reputación y tengan una relación con el cliente que le permita mejorar su producto con el fin de obtener una mayor satisfacción.

En pocas palabras, este era el mensaje que nos quería transmitir Kotler sobre el futuro del marketing.

Pero como os he dicho antes, quería hacer una pequeña mención a la puesta en escena de un gran dinosaurio como Kotler, que realmente fue magnífica. Ha sido uno de los pocos ponentes que he visto que no ha recurrido a la manida presentación de power point, se bastaba él solito para hacer llegar el mensaje. Su intervención estaba totalmente hilvanada de principio a fin, y permitía intervenir al auditorio para mantener la atención y que fuera éste el que en determinados momentos formulara las conclusiones, y sobre todo dejó de utilizar las citas de grandes pensadores para apoyar sus ideas.

Concluyendo, si alguno de vosotros tenéis que ofrecer alguna ponencia, intentad renunciar al maldito power point, que sólo causa somnolencia, e intentad estimular y hacer participar a vuestro público, no es fácil, lo comprendo, pero conseguiréis causar una mejor impresión.

Imagen | Duchessa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio