No te puedo subir el sueldo, pero podrás teletrabajar dos días en semana

No te puedo subir el sueldo, pero podrás teletrabajar dos días en semana
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

La subida de precios hace que cuando hay que contratar y negociar el salario, lo que hasta hace poco podría parecer un buen sueldo hoy en día quede algo escaso. Y no solo ocurre con las nuevas incorporaciones, sino con los empleados que ya están contratados. La fórmula que están aplicando algunas empresas para mejorar la satisfación de sus empleados es el teletrabajo.

Porque si no te pueden subir el sueldo, para muchos empleados les puede compensar no tener que acudir a su puesto de trabajo un par de días a la semana. Y de esta forma ahorran en gastos de transporte o alimentación si tiene que comer fuera de caso.

Cociliación, ahorro de costes y de tiempo, el Santo Grial del compromiso del empleado

No todos los empleados se benefician de igual manera de no tener que desplazarse a su puesto de trabajo. Pero todos aprecian tres factores funadamentales, facilidad para conciliar, ahorro de costes y de tiempo.

Ya hemos hablado en ocasiones del ahorro de costes de desplazamiento o comidas. Sobre todo benefician al empleado que va al trabajo en su vehículo privado y come fuera. El ahorro de tiempo, sin embargo, suele beneficiar más al empleado que va en transporte público.

Menos necesidad de madrugar, de pasar frío en invierno o calor, en verano. También menos previsión en la ropa que necesitamos para llevar al trabajo, incluso necesitamos comprar menos pensando en qué tenemos que llevar y más en cómo nos apetece vestir sin el corsé de la corbata en la oficina o la formalidad del traje chaqueta-pantalón.

Para los empleados que tienen hijos o cualquier obligación familiar la conciliación que permite teletrabajar dos días a la semana puede ser un factor diferencial para generar más compromiso y satisfacción sin necesidad de tocar salarios.

Y la empresa también se beneficia, más productividad y menos rotación de plantillas

Pero la gran beneficiada es la empresa. Por diferentes motivos. El primero es un empleado más comprometido con su organización. Y no un empleado insatisfecho porque su empresa no le ha subido el salario lo mismo que sube el IPC.

Por otro lado tenemos empleados más productivos. El modelo de teletrabajo híbrido se ha demostrado que es el más eficiente, ya que los empleados no pierden el vínculo con su empresa y tanto en la oficina como en casa son capaces de realizar sus tareas de forma más eficiente y concentrados.

También impacta en la rotación de plantillas, al facilitar la retención de talento, lo que permite mantener a una persona que ya es 100% productiva, en lugar de remplazarla por otra que hasta que acabe por adaptarse siempre tiene un periodo de tiempo que no rinde a máximo nivel. Y tampoco tenemos a alguien ayudándole y resolviendo sus dudas.

Es aquí donde la conciliación y la ayuda del teletrabajo son claves. A lo largo del año surgen múltiples inconvenientes que nos distraen en el trabajo y no nos permiten estar concentrado en las tareas o problemas que tenemos por resolver y en su lugar estamos pensando como solucionar tal o cual problema logístico doméstico o escolar.

El teletrabajo cada vez es menos el patito feo

La realidad es que las empresas acogieron el teletrabajo por obligación, forzados por una pandemia y se dieron de golpe con todos sus inconvenientes. Pero también encontraron muchas de sus virtudes.

Ahora es el momento de madurez, donde las empresas aprenden a sacar partido al teletrabajo como un recurso más para mejorar su procesos y facilitar

Temas
Inicio