Publicidad

Moratoria de cotizaciones y alquiler, las medidas que los autónomos esperan del Gobierno

Moratoria de cotizaciones y alquiler, las medidas que los autónomos esperan del Gobierno
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Hoy es día de Consejo de Ministros y a pesar de la urgencia con la que se están tomando decisiones y los Consejos extraordinarios se suceden. Pero en el de hoy se esperan algunas de las medidas que alivien la situación de muchos trabajadores inscritos en el RETA y que no pasen necesariamente por el cese de actividad. La moratoria de cotizaciones y alquiler son las medidas que los autónomos esperan del Gobierno.

Por un lado porque una moratoria de cotización implica que no se paga ahora, pero se sigue de alta, por lo que mantiene la actividad y se pueden deducir sin problemas los gastos en los que se han incurrido. Por otro lado el alquiler del local o las oficinas del autónomo muchas veces es el gasto más importante para determinados negocios.

En todo caso todo apunta a que la moratoria en las cotizaciones sería a partir del mes que viene y hoy nos pasen la cuota con normalidad si no nos hemos dado de baja. Esta es una de las principales propuestas para el colectivo de todas las asociaciones de autónomos. No supone dejar de pagar, sino que es un aplazamiento, que habrá que pagar a lo largo del año. La moratoria podría ser de seis meses.

Por lo que respecta a los alquileres iría dentro de una medida más amplia para ayudar a todos aquellos que tienen que pagar un alquiler, ya sea de vivienda o de local. Aunque esto está un poco en el aire y dependerá de la facturación de cada empresa. Para aquellas que se encuentren en una situación más difícil podrían reestructurar o tener quitas de deuda con sus arrendadores. Habrá que esperar a ver en qué se concretan dichas medidas.

Esta medida me parece más importante que las cotizaciones, que no dejan de ser una ayuda en estos momentos donde cada euro cuenta, pero que a nivel contable seguramente será mucho más baja que el gasto de alquiler de un local que en muchos casos está cerrado. Especialmente para aquellos negocios que se ubican en zonas comerciales concurridas y que ahora no facturan y tienen un gasto fijo muy elevado.

Y sobre todo porque las previsiones de ventas se pueden tirar directamente a la basura. Cuando el confinamiento acabe se abre un escenario nuevo, más de supervivencia para las empresas, de conseguir acabar el año, que de pensar en beneficios para la mayoría de ellas.

Imagen | edar

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios