Publicidad

Los traslados de profesionales al extranjero son cada vez menos 'golosos'

Los traslados de profesionales al extranjero son cada vez menos 'golosos'
1 comentario

Publicidad

Hasta hace algunos años cuando un trabajador o trabajadora recibía una propuesta desde su empresa para emprender una nueva etapa profesional en el extranjero, solía ser una lotería, ya que se solía asociar a una mejora profesional muy apetitosa, que junto a las suculentas dietas y privilegios, entre los que se encontraban los gastos de alojamiento, los gastos de escolarización de los hijos, y hasta un largo etcétera de emolumentos.

Una situación que parece estar cambiando en los últimos años como consecuencia de la crisis económica, y por la presión de las empresas por reducir sus gastos operativos, hasta el punto de que en la actualidad, muchos profesionales se van al extranjero por poco más, o incluso por el mismo paquete retributivo para mantener el puesto de trabajo.

Evidentemente, cuando acontece una situación como la que describo, no siempre se valora la oportunidad desde el punto de vista económico, sino que entran en juego otros factores como la apetencia por vivir una experiencia en el extranjero, o la preferencia por vivir en una ciudad determinada por una razón personal determinada.

Por tanto, ante iniciativas de este tipo debemos prestar atención cuál será nuestra retribución en destino, realizar un estudio sobre cuáles serán nuestros gastos y el nivel de vida en el potencial destino, los tributos que estaremos obligados a atender, o sobre en qué régimen de seguridad social o en qué país vamos a cotizar, entre otros.

En Pymes y Autónomos | Saber lo que cobraremos tras nuestra jubilación podría dejar de ser un tabú Imagen | gonmi

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir