Compartir
Publicidad

Si llegas tarde al trabajo te lo pueden descontar de la nómina

Si llegas tarde al trabajo te lo pueden descontar de la nómina
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El registro horario ha tenido algunas consecuencias inesperadas para todos, tanto para las empresas como para algunos trabajadores. Este es el caso de algunas organizaciones que han visto como alguno de ellos no cumplía su jornada laboral. Y también de otras que han visto como sus empleados llegan tarde. Y según una reciente sentencia de la Audiencia Nacional si llegas tarde al trabajo te lo pueden descontar de la nómina.

La sentencia no es firme, puesto que todavía habrá que esperar al Tribunal Supremo. La empresa Atento descontaba de forma habitual a sus empleados de la nómina el tiempo de trabajo que llegaban tarde de forma injustificada. La compañía no permitía compensar dichos retrasos dentro de la jornada anual y lo descontaba de la nómina. Según la Audiencia,

el retraso injustificado no genera un derecho del trabajador a que su jornada sea redistribuida

No se trata de una multa disciplinaria, sino de no pagar por aquello que no se trabajado, pues el pago del salario se genera por una prestación de servicio, que en este caso no llega al tiempo pactado. Este descuento no es una sanción, sino de ajustar el sueldo a las horas efectivas realizadas.

La cuestión no es tanto descontar como tener claro que flexibilidad permite nuestra compañía. Si tenemos un horario de atención al público que empieza a una hora concreta, y el empleado no está en su puesto de trabajo, será complicado recuperar este tiempo. Otras empresas prefieren facilitar una horquilla de horas para la entrada y salida de sus empleados, y que ellos elijan siempre cumpliendo las 8 horas preceptivas. Si entras más tarde, sales más tarde.

También se debería tener en cuenta si se trata de un retraso puntual o una mala costumbre, no ya de un trabajador, sino de la plantilla en general. Hay que recordar que los retrasos continuados pueden dar lugar a sanciones por parte de la empresa, que no era el caso, puesto que lo que hacían era descontar el tiempo que no trabajaban.

Saber con datos cuánto trabaja cada uno puede llevar a mejorar los procesos internos para primar la productividad en el horario laboral. Ya no sirve quedarse más tiempo para terminar, sino que tenemos que ser capaces de terminar en el tiempo de jornada ordinaria.

Imagen | geralt

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio