Compartir
Publicidad
Publicidad

Las Cámaras de Comercio se consideran insustituibles

Las Cámaras de Comercio se consideran insustituibles
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Consejo de Ministros de hoy también ha ratificado la eliminación del Recurso Cameral Permanente, la cuota a las Cámaras de Comercio que pagan las empresas de manera obligatoria, da tal manera que, el año 2010, será el último año en el que las empresas tendrán que abonar de manera obligatoria este impuesto revolucionario, siendo voluntario a partir del 2011.

Con esta modificación, el Gobierno pretende que las Cámaras trabajen realmente las cuotas de las empresas, de tal manera que sólo paguen estas cuotas las empresas que voluntariamente quieran. Por lo tanto, las Cámaras tendrán que prestar un servicio efectivo a sus asociados para todos nosotros, consideremos necesaria su presencia en la economía y sigamos financiando estas instituciones. Las Cámaras, después del Consejo de Ministros no han hecho una declaración institucional, aunque si remarcan en una nota de prensa que su figura es insustituible dentro del panorama empresarial. Las Cámaras se equivocan, necesario todo el mundo, imprescindible o insustituible, nadie. Veamos por ejemplo, las principales cifras de las Cámaras de Comercio: * 87 Cámaras de Comercio con 350 puntos de atención directa para dar cobertura a 3.000.000 empresas. * 2.880 empresarios elegidos democráticamente, formando parte de los órganos de dirección. * 2.300 personas trabajando al servicio de las empresas. * 120 oficinas Locales de Atención la Empresa y 77 viveros para empresas. * Un buen servicio de publicaciones y la base de datos empresarial más completa de España * Bastantes logros conseguidos en sus 122 años de historia, tanto en creación de empresas como en promoción internacional. Sus ingresos anuales estimados, por encima de 250 millones sólo con las cuotas, sin contar otros convenios de financiación pública. Por lo tanto, es lógico y natural que tengan una representación importante y que hayan gestionado esos recursos en el fomento y ayuda empresarial. Ahora vamos a la realidad de las Cámaras y las micropymes y autónomos.

La primera vez que la mayoría de las empresas tienen conocimiento de las Cámaras es con la primera carta que le reclama el pago de la cuota cameral. La mayoría de empresas, sólo han oido hablar de las Cámaras a la hora de pagar y no saben siquiera qué servicios o ayudas les pueden prestar en el desempeño de sus funciones.

Si las Cámaras quieren tener asociados, deben al menos, presentarle los servicios a las empresas, darles las líneas de atención directa y personalizada que necesitan y no comportarse como un mero ente público recaudador de impuestos. Deben hacer reuniones informativas abiertas. deben tener canales de comunicación abiertos con sus asociados y deben darle voz, voto, ayuda y traslado real y efectivo de los problemas de las empresas a las distintas administraciones, comenzando por los ayuntamientos y finalizando por el Estado.

Las Cámaras tienen la ocasión perfecta para lanzar la mayor remodelación que se puede poner en marcha en el tejido empresarial, movilizando a las pymes de las distintas ciudades, ofreciéndoles la cobertura para cualquier problema y de paso, ganando una masa fiel de empresas afiliadas. Los ingresos en las empresas hay que lucharlos y pelearlos y las Cámaras deben hacer lo mismo.

Tienen 13 meses para convencer a 3 millones de empresas de que son realmente necesarias y que trabajan por sus afiliados. Si no lo consiguen, la mayoría desapareceran, pero dejarán en muy mal lugar a todos esos empresarios que actualmente ostentan la dirección de las diferentes Cámaras de Comercio. La pelota está en su campo, es el momento de jugarla para match-ball.

En Pymes y Autónomos | Zapatero anuncia una rebaja de impuestos para pymes

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio