Compartir
Publicidad

La mitad de las empresas mueren a los cinco años de su creación

La mitad de las empresas mueren a los cinco años de su creación
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad


La prematura mortalidad empresarial española es una de las causas que tenemos para la consolidación de un tejido empresarial fuerte y productivo. La estadística de demografía empresarial, nos muestra las líneas de mortalidad en función del año de creación de cada empresa y la verdad es que tenemos unos resultados desalentadores, dado que prácticamente, la mitad de las empresas mueren a los 5 años de su creación.

Tal y como podemos ver en el gráfico superior, a los cinco años desde la creación de la empresa, casi la mitad ha desaparecido, pero si éste dato es malo, peor lo es para los primeros años. En el primer año de vida, la mortalidad anda por el 15%, pero en el 2008, esta mortalidad ha crecido hasta el 21%. En el segundo año de vida, la mortalidad empresarial ha repuntado hasta el 15% y en el tercer y cuarto año, los ejercicios iniciados en el 2001 oscilan entre el 7% y el 10% por tramo anual.

Crecimiento vegetativo empresarial


tasa-neta-empresarial.jpg

El acuse de la mortalidad en el 2008, unido a una importante disminución en la creación de empresas nuevas, ha generado que el crecimiento vegetavivo neto de empresas en el 2008 haya caido un 2%. Este parámetro podemos esperarlo también para el 2009 y 2010, años en los que la creación de empresas ha sido baja y el cierre de unidades de negocio una tendencia generalizada.

El caso es que se deben mejorar los porcentajes de mortalidad empresarial para que los crecimientos vegetativos sean mucho más fuertes y se consolide un tejido empresarial fuerte. ¿Qué factores hay que cuidar para que las empresas tengan más vida media?

Mejorar la vida media en las empresas


Dentro de las empresas de nueva creación, los problemas que hay que intentar solucionar y no caer en ellos son los siguientes:
  • Falta de preparación en áreas comerciales y de gestión empresarial. Tenemos emprendedores y empresarios que son realmente buenos en su producto o servicio, pero no saben venderlo o gestionar adecuadamente la estructura que tienen entre manos.
  • Falta de capitalización, fondos propios o financiación. Muchas empresas mueren por la falta de financiación (propia o ajena) necesaria para llevar a cabo un periodo previo que invierta un ROI negativo de actividad en un ROI positivo. Si no se ha realizado un plan de negocio coherente y se han tenido en cuenta las necesidades adicionales de financiación, la muerte a lo largo de los primeros cinco años es directa.
  • Modelos de negocio que no funcionan. Las ideas brillante pueden quedarse en ideas y no funcionar en el mercado. Al igual que la entrada en sectores tradicionales o replicando modelos de negocio no es garantía de éxito. No es fácil montar una idea innovadora y que además triunfe y sobreviva, pero el replicado de empresas es otro parámetro claro de la muerte de empresas.

Tal y como se aprecia, quizá necesitemos más mejorar estos porcentajes que lanzar emprendedores al matadero de tal manera que por la teoría de los grandes números sobrevivan unas pocas empresas solamente después de 10 años.

Más Información | Ine Demografía empresarial 2008
En Pymes y Autónomos | Se crean pocas empresas y siguen el mismo modelo, Cae el número de empresas activas hasta los 3,35 millones

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio