Compartir
Publicidad

Ikea, otra gran empresa que reconoce el derecho de desconexión digital

Ikea, otra gran empresa que reconoce el derecho de desconexión digital
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El derecho a no responder un correo electrónico o un mensaje que nos llega al móvil es algo por lo que pelean muchos trabajadores. No es un capricho, es una necesidad para desconectar del entorno laboral y mejorar también nuestra concentración en las horas de trabajo. Hace un año fue Axa la primera gran empresa en reconocer este derecho a sus trabajadores. Ahora Ikea también incluye la desconexión digital en su convenio colectivo.

No se trata solo de contestar un correo o mensaje fuera de las horas de oficina entre semana, sino que en empresas como Ikea, que también trabajan los fines de semana en muchos centros puede suponer que los pocos que tenemos libres acabamos por estar pensando en temas laborales. Lo mismo podríamos decir de los periodos de descanso más largos como las vacaciones.

Además hay otras cuestiones que Ikea reconoce en su convenio que favorecen la conciliación, como la eliminación de los turnos partidos o el compromiso de no hacer uso de la jornada irregular. De esta forma los empleados pueden organizar mejor su vida sin depender de cambios de última hora que suponen un estrés añadido.

En muchas empresas el teletrabajo ya es una alternativa contemplada. Pero esto no significa que se pueda exigir a cualquier hora que respondan a correos o mensajes. Esto por no hablar de las llamadas que todavía son más intrusivas. El problema no es enviar el correo o el mensaje, sino esperar que el empleado va a responder inmediatamente.

Además en muchas empresas se ha convertido en una costumbre, una mala costumbre, que hace que quedarte sin batería en el teléfono u olvidarlo en casa cuando hemos salido se convierta en un problema. Cuando lo cierto es que estamos en nuestro tiempo libre. Imaginemos que nos vamos de fin de semana a un lugar donde la cobertura es muy mala y al llegar el lunes el jefe nos hecha la bronca por no estar disponibles.

Si a esto se suma la mala costumbre del presentismo se puede decir que vivimos por y para la empresa. En muchas organizaciones lo ven como una forma de compromiso del empleado con ellos, pero mal entendido. Al final se está muchas horas en el trabajo, pero se trabaja poco o somos poco productivos. No podemos tener atados a los trabajadores y el compromiso tiene más que ver con acabar las tareas a tiempo, no estar disponibles para aclarar algo al jefe fuera de horas.

En Pymes y Autónomos | La desconexión del trabajo no depende de la tecnología, sino del propio trabajador

Imagen | CC0 Creative Commons

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio