Compartir
Publicidad

Hablamos de digitalización, pero la realidad es que no es prioritaria para la pyme

Hablamos de digitalización, pero la realidad es que no es prioritaria para la pyme
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A veces se habla mucho de un tema en diferentes medios, parece que todas las empresas están preocupadas o tienen planes para acoger determinada tecnología que les permita dar un salto adelante. Esto es lo que ocurre en el caso de la digitalización que hablamos mucho, pero no es una prioridad para la pyme.

Al menos así se deduce claramente del estudio de Sage Radriografía de la pyme 2018 donde un 97% de las pymes no tienen la digitalización como prioridad. Confían en mejorar su facturación gracias a un aumento de la demanda de los clientes y el crecimiento económico que generará más actividad.

Esto no implica que no se invierta, más bien al contrario puesto que tres de cada cuatro pymes han invertido en digitalización en los últimos dos años, concretamente una media de 10.000 euros anuales. Esta inversión se concreta en servicios de voz, acceso a Internet y en la web. Pero el retorno de la inversión se alarga en muchos casos puesto que dos de cada tres no cuentan con personal con habilidades digitales y necesitan ayuda externa para transformar su negocio.

Según Luis Pardo, CEO y Consejero Delegado de Sage Iberia:

Las pymes españolas tienen que ver en la digitalización el medio para conseguir crecer en el mercado, ganar en eficiencia y competitividad y mejorar la satisfacción de las necesidades y expectativas de sus clientes

El principal problema está que la mayoría de empresas carecen de un plan de digitalización que les marque la ruta de hacia donde tienen que avanzar. Pero también cuál es el objetivo a lograr mejorando la facturación o como influirá en las diferentes áreas de negocio.

Además en muchos casos se digitaliza a la fuerza, donde la administración obliga a muchas empresas a tramitar de forma telemática, como ocurre con el caso de los autónomos y la Seguridad Social a partir de octubre. Cuesta adaptarse, pero los beneficios llegan con un notable ahorro de tiempo y esto es lo que tiene que entender la pyme.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio