Publicidad

La gran deslocalización del trabajo: así ha cambiado la búsqueda de empleo con la pandemia de la covid-19

La gran deslocalización del trabajo: así ha cambiado la búsqueda de empleo con la pandemia de la covid-19
Sin comentarios

El teletrabajo ya no es un perfecto desconocido. En la actualidad, es la modalidad más habitual entre aquellas empresas que pueden permitírselo. Según un informe del Joint Research Center de la Comisión Europea, un 40 por ciento de los trabajadores europeos ha pasado a trabajar a tiempo completo a causa de la pandemia, frente al 15 por ciento de antes del covid-19.

Las empresas se han dado cuenta de este cambio de paradigma, y cada vez son más las organizaciones que permiten trabajar en remoto, tanto de España de como de fuera de nuestro país. Esto ha tenido diferentes consecuencias, entre las cuales cabe destacar una deslocalización del trabajo, lo que ha modificado por completo las preferencias de los trabajadores.

El mercado inmobiliario ha sido el primer "afectado" por esta nueva realidad. Según el portal Idealista, el stock de locales comerciales ha aumentado un 22 por ciento en el último año, y el coste del alquiler se ha reducido en las grandes ciudades de manera significativa, ante lo que se ha denominado como éxodo inverso, es decir, un trasvase de ciudadanos de la ciudad al campo buscando viviendas más asequibles por la covid-19.

Pero también ha reactivado el mercado de trabajo. Hasta ahora, la falta de una cultura de teletrabajo había hecho que muchos trabajadores tuviesen bien que desplazarse a una gran ciudad o conformarse con su empleo a tiempo completo. Sin embargo, la nueva realidad ha permitido que muchos trabajadores que era reacios a salir de su ciudad para trabajar pasen a optar a puestos de trabajo que no contemplaban hace tan solo un año.

Ya hay muchos trabajadores que están optando a empleos bien remunerados en España y fuera de España sin salir de su casa. Así lo recoge, entre otros, El Confidencial, donde refleja la realidad de muchos trabajadores que han cambiado de empleo y están optando a sueldos de entre 100.000 y 150.000 euros, algo impensable en condiciones normales.

Esta pesca de talento a nivel internacional tendrá una implicación directa: la competencia en sueldos también va a ser global. Una tendencia que puede dejar a las empresas españolas en fuera de juego, especialmente si se comparan las remuneraciones a nivel internacional con las nacionales. La búsqueda de empleo ha cambiado, y quién sabe si para siempre.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio