ERTES y ceses de actividad extraordinarios se prolongarán más allá del 31 de mayo

ERTES y ceses de actividad extraordinarios se prolongarán más allá del 31 de mayo
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Las medidas puestas en marcha para dar cobertura a empresas, trabajadores y autónomos con la crisis del COVID se han venido prorrogando pero tienen fecha de caducidad a finales de mayo. A muchos les gustaría no tener que prorrogarlas, puesto que esto significaría que la crisis sanitaria ha concluido. Pero lo cierto es que todo apunta a que no será así y a principios de verano muchas empresas pueden ver limitada su actividad por este motivo. Por eso la ministra de Trabajo Yolanda Díaz ya ha apuntado que ERTES y ceses de actividad extraordinarios se prolongarán más allá del 31 de mayo.

En declaraciones realizadas durante el acto de entrega de los VII Premios Cepyme ha anunciado la apertura de la negociación con los agentes sociales para llegar a un acuerdo en las condiciones bajo las cuales se mantendrán tanto ERTES como ceses de actividad. Lo cierto es que si la cosa se tuerce en verano no se puede descartar su prolongación hasta final de año. Sería bueno que su extensión fuera de más de tres meses para dar más tranquilidad a empresas y autónomos.

La ministra ha querido enfatizar cómo estas medidas de protección, antes solo al alcance de las empresas más grandes, ha ayudado a mantener empleo y evitar el cierre de negocios, al menos no con la intensidad de crisis anteriores, puesto que:

mientras en la anterior crisis financiera 402.203 autónomos tuvieron que cerrar sus negocios, en la actualidad no solo se ha mantenido el empleo autónomo, sino que este ha aumentado en 19.604 personas

Para mi no son situaciones comparables, puesto que mientras que la crisis anterior se debía a una cuestión financiera o de deuda, esta está provocada por una situación sanitaria y lo que muchos están esperando es recuperar la normalidad para volver a facturar lo antes posible. Además a esto hay que añadirle la imposibilidad de despedir si tenemos empleados en ERTE. Este balance en el empleo sería adecuado hacerlo cuando estas limitaciones desaparezcan, ya que muchas empresas tendrán que reajustar sus plantillas.

Por otro lado tanto las empresas como los autónomos saldrán de la crisis, al menos los que lo consigan, en muchos casos con una pesada carga a sus espaldas en forma de deuda. A menos que se logre rebajar o negociar quitas una vez que se haya iniciado la recuperación, muchas de ellas van a tener capacidad limitada de inversión en los próximos años, puesto que tienen que ir devolviendo el dinero que les ha permitido sobrevivir durante la crisis.

Temas
Inicio