Compartir
Publicidad

El toque humano

Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aun hay quien pone cara de incredulidad cuando recomiendo la saga de El Padrino como una de las mejores obras cinematográficas dedicadas al mundo de los negocios. Negocios ilicitos, si. Pero negocios. Y sobre todo negocios basados, en buena medida, en las relaciones personalesy en la gestión de nuestros deseos más íntimos En estas películas se narran historias de fidelidades, de compromisos, de traiciones, de sed de poder y de miedo. Y, en ultima instancia, quien sale triunfador (si se puede llamar así) es aquel que lee mejor entre lineas, que adivina a pulsar de un modo adecuado la fibra, las relaciones, de las personas. En definitiva, aquel que tiene un toque humano, un savor faire.

Y es algo que echo en falta en muchas organizaciones empresariales. Soy consciente, como el que más, que en ultima instancia esto va de ganar dinero, de facturar, de vender. Pero, en el proceso, no debemos olvidarnos de que tratamos con personas. Nos relacionamos con ellas en la faceta comercial, fuera de la empresa. Hablamos con ellas dentro de la misma, con nuestros compañeros. Debemos interactuar con aquellos que forman parte de la Administración, de nuestros proveedores, etc. Lo curioso es que uno percibe, en el día que mucha gente, no sabe o no quiere saber lo que es tratar con personas.

Me refiero a aquellos que solo te ven de un modo unidimensional. Son los que solo se acuerdan de ti cuando quieren venderte algo, son los compañeros que te llaman únicamente cuando tienen un problema que les afecta. ¿Qué cuesta mantener un clima de relación previo? Llamar con cierta frecuencia para temas no relacionados con el trabajo, mostrar interés por la otra persona, intentar ir un poco más alla del procedimiento reglado. ¿Qué cuesta?

A algunos les cuesta mucho. Les cuesta tratar con personas, ya que las personas somos impredecibles, tenemos sentimientos, etc. Ojalá pudiesen sustituirnos por maquinas, pero no pueden. Y al final, se pierden lo grande que es hablar con otro ser humano porque si. ¿Cuando fue la última vez que llamaste a un cliente para charlar sobre algo intrascendente, estrictamente personal? ¿Os imaginais lo agradable que es que un proveedor te mande un recorte de prensa sobre tu empresa con un comentario elogioso?

Y lo bueno es que luego se vende mejor. Se produce mejor. Se vive mejor.

Más información|Aprendiendo negocios con American Gangster En Pymes y Autónomos|Smoking room y las relaciones personales en las empresas Enlace|Vídeo original YouTube

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio