Compartir
Publicidad

Cotizar por horas, la solución propuesta al Congreso para autónomos a tiempo parcial

Cotizar por horas, la solución propuesta al Congreso para autónomos a tiempo parcial
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Dentro de la subcomisión para la reforma del RETA uno de los temas pendientes es cómo hacer que los autónomos a tiempo parcial, aquellos que dedican solo unas horas del día o de la semana a trabajar por su cuenta, tengan la posibilidad de cotizar por horas.

De esta forma afloraría una parte de la actividad que ahora mismo se realiza igual, pero no cotiza simplemente porque no sale rentable. La propuesta de Sardagoy Abogados toma como referencia el modelo francés del cheque empleo-servicio (CESU), que es una solución para declarar la remuneración de un empleado a domicilio, similar a la regulación española, ya que es el contratante el que corre con las cuotas.

Lo malo de este modelo es que significa un encarecimiento de los costes para el contratante, razón por la cual muchos de los empleados domésticos no se han dado de alta o no lo han hecho todas las horas que trabajan. En otros casos ni siquiera lo han planteado a sus empleadores por miedo a perder el empleo. De todas formas tiene que venir acompañado de una simplificación de los trámites, para que sea muy sencillo de realizar.

Es una cuestión de tiempo dedicado e ingresos. Si se cotizara por ingresos sería mucho más justo. Si alguien factura 300 euros al mes trabajando dos horas al día no parece razonable que tenga una base de cotización como el que factura 2.000, aunque los dos trabajen lo mismo. Lo mismo que se hace con el IRPF, se cotiza en función de la estimación de ingresos que vamos a tener, se podría hacer con la Seguridad Social.

Se cotiza por una base anual, y después se realiza una liquidación si hemos tenido más ingresos que los que inicialmente pensábamos nos tocará pagar, si hemos tenido menos, nos devolverán. De esta manera nadie puede decir que no se da de alta en el RETA porque no le sale a cuenta. Se aumentarían las cotizaciones con los ingresos que ahora trabajan pero no lo declaran.

La solución sirve tanto si se gana 200 euros al mes como si damos una charla al mes y nos llevamos 2.000 euros. El criterio de habitualidad debería quedar en este caso desaparecer, ya que no importa tanto cuánto tiempo dedicamos, sino cuánto dinero facturamos. Por supuesto todo ello debe ir acompañado de un régimen sancionador disuasorio y un refuerzo de la misma para que ni empresas ni particulares contraten a profesionales por cuenta propia sin que estén dados de alta.

En Pymes y Autónomos | La base mínima de cotización quedará congelada hasta el segundo semestre de 2018

Imagen | skeeze

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio