Publicidad

El comercio rural, el gran beneficiado de las vacaciones en la nueva normalidad

El comercio rural, el gran beneficiado de las vacaciones en la nueva normalidad
Sin comentarios

La crisis sanitaria provocada por el Coronavirus ha creado un cambio de hábitos en muchos consumidores. Y no todos los negocios han salido perjudicados. En muchos casos el comercio de proximidad se vio como una solución en el estado de alarma ya que resultaba mucho más cómodo que comprar en grandes superficies que con el límite de aforo implicaban pasar mucho tiempo esperando. Pero también el comercio rural es el gran beneficiado de las vacaciones en la nueva normalidad.

Para muchos viajar lejos, a otros países supone en estos momentos un problema por la inseguridad que genera la COVID y los rebrotes. Esto hace que se apueste por otro tipo de destinos, el turismo rural. Y es aquí donde estos pequeños comercios ven como ha aumentado su clientela y su facturación.

Pero no solo en los lugares de vacaciones más alejados, las segundas residencias con el impulso del teletrabajo han visto como son una alternativa para estar en una zona menos poblada, con menos riesgo de contagio, más cercana a la naturaleza y donde poder realizar actividades al aire libre sin problemas.

Esto hace que estos pequeños comercios, que sobre todo en el caso de alimentación venden productos de kilómetro cero, suponen un impulso para las economías rurales. Productos más cercanos, que se recogen en su momento óptimo de maduración suponen un valor añadido para muchos de los que llegan de la ciudad.

Y en muchos casos con un precio más ajustado del que podemos encontrar en grandes superficies. El resultado es una mejora de las economías de estos comercios rurales que ven como su facturación mejora mucho más de lo que ocurriría otros años en época estival. Porque además para muchos el teletrabajo supone la oportunidad de mantenerse en esta segunda residencia mucho más tiempo del periodo de vacaciones.

Si además aprovechan para fidelizar a estos consumidores, que muchas veces viajan fines de semana o al menos una vez al mes a estas zonas, lograrán mejorar su facturación a lo largo de todo el año y no sufrir tanto en invierno cuando no existen tantos turistas en los pueblos.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios