Publicidad

Cambiar de trabajo es el propósito de año nuevo de uno de cada cuatro trabajadores

Cambiar de trabajo es el propósito de año nuevo de uno de cada cuatro trabajadores
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Una de las claves para que una empresa pueda triunfar es el equipo humano que hay detrás. Esta cuestión es muy importante cuando una startup acude a una ronda de financiación, pero muchas veces se deja de lado en la pyme. Por eso es tan importante crear y conservar un buen equipo de trabajo. Sobre todo porque la movilidad laboral es una tendencia en aumento. Según un estudio de Infojobs cambiar de trabajo es el propósito de año nuevo de uno de cada cuatro trabajadores.

No es el primer propósito de la lista, por encima de él esta mejorar su formación, para uno de cada dos o no estresarse en el trabajo para el 45% de los encuestados. La cuestión es que muchos ya asumen que cambiar de trabajo es algo habitual y se pierde el miedo a explorar otras alternativas laborales.

Por género existen algunas discrepancias, puesto que son las mujeres las que ponen por encima reducir sus niveles de estrés mientras que los hombres tienen en la mejora de la formación su prioridad. Esta cuestión del estrés afecta por igual a todas las capas de las diferentes organizaciones, desde trabajadores a mandos intermedios o dirección.

Lo curioso es que solicitar un aumento de salario solo está en los propósitos de un 15,5% de los trabajadores y mandos intermedios, la cifra alcanza el 37% en el caso de los directivos. En muchos casos no se piden porque las subidas de salario están contempladas en los convenios colectivos o porque simplemente se tiene la experiencia de otros compañeros a los que se les ha denegado.

Quizás por eso cambiar de empresa es una de las prioridades, ya que en muchos casos este salto implica una mejora sustancial del salario. Incluso en aquellas organizaciones que practican una política de retención de talento, la amenaza de cambio de empresa implica una equiparación de las condiciones económicas que oferta la competencia.

Si no se puede igualar en muchos casos se tiene que poner en valor las ventajas de nuestra organización. El buen ambiente laboral, la flexibilidad en la jornada, las responsabilidades que se asumen o cómo se trabaja. A veces basta una promesa de mejora futuro para no perder a un empleado con el que estamos contentos.

Imagen | T_ushar

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios