Compartir
Publicidad
Publicidad

A quien no puede trabajar que le paguen los sindicatos (29-S)

A quien no puede trabajar que le paguen los sindicatos (29-S)
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Ya tenemos aquí el 29 de septiembre, el gran día del trabajador decepcionado, pero más bien decepcionado precisamente con los suyos. Con aquellos que dicen protegerle y defender sus intereses, y que ese día (presunta y supuestamente faltaría más) le limitarán su derecho al trabajo. Y aquí más que entrar a valorar como en anteriores artículos míos el derecho a la huelga o incluso el vandalismo que se produce por parte de algunos piquetes (que también), quiero hacer hincapié en que se cumpla le ley, y que quien no la cumpla pague y resarza los daños que ocasione.

La ley garantiza el derecho a la huelga, fantástico, y entiendo que también al derecho a no hacer huelga, ¿los sindicatos, pero también el estado garantizará con la misma contundencia e insistencia el derecho a trabajar que el derecho a no hacerlo? En estos últimos días se han escuchado voces pidiendo que el estado o los órganos competentes, hagan actuar a sus funcionarios, a las fuerzas de seguridad, en aras de garantizar el derecho al trabajo de todos los ciudadanos, a la libre circulación y al orden público, yo me sumo a esa petición.

Las empresas privadas tienen que cumplir unas condiciones y tienen que respetar el derecho a la huelga de sus trabajadores, los organismos públicos tienen que garantizar ese derecho a huelga y que el mismo se celebre con normalidad. Y yo personalmente no creo que en el concepto de normalidad entren piquetes bloqueando accesos, amenazando, es decir haciendo cumplir por la fuerza lo que ni los suyos quieren. Pero claro mientras sancionar al empresario por ejemplo si decidiese hacer algo “ilegal” como sustituir al trabajador en huelga da votos y es “políticamente correcto”, ver a los piquetes recibiendo golpes de porra queda feo y quita votos, si hay que garantizar derechos, ¡que se garanticen los de todos!

Los trabajadores que deseen ese día trabajar deben poder hacerlo con normalidad, y el empresario tiene que poder abrir la persiana con seguridad. Imponer lo contrario, es precisamente hacer de lo que ellos critican y que no tiene nada que ver con la democracia. Pero claro, ellos están en posesión no de su verdad, están en posesión de “la verdad”. Yo de mientras, espero que se haga cumplir no la verdad, que se haga cumplir la ley a todos, y que ya no solo los poderes públicos actúen, yo también espero que si algún trabajador, empresario o ciudadano se ve limitado o coaccionado en sus derechos, o directamente si es victima de algún acto o acción ilícita actúe en consecuencia y (si corresponde) pida el amparo y el resarcimiento que establezca la ley.

En Pymes y Autónomos | Del derecho, al vandalismo Imagen | jsogo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio