Publicidad

7 propuestas para autónomos que faltan en los programas electorales
Actualidad

7 propuestas para autónomos que faltan en los programas electorales

Publicidad

Publicidad

Las promesas de los partidos electorales parten de un análisis de las necesidades de cada sector. En el caso de los autónomos parece que éste no ha sido tan certero como nos gustaría. Por eso vamos a ver x propuestas para autónomos que faltan en los programas electorales. Porque son temas que están encima de la mesa del colectivo, pero no parece que lo estén en las de los partidos.

Lo que hemos visto comparando los programas es que la cotización por ingresos reales o pagar un mínimo si los ingresos no llegan al SMI, son propuestas que podrían contar con un amplio consenso. Sin embargo no se abordan otros temas que los autónomos llevan años reivindicando.

1. Dietas de los autónomos

Una de las grandes novedades de la nueva Ley de Autónomos, pero por una redacción confusa o una aplicación restrictiva de los criterios de la Agencia Tributaria hace que muchos autónomos no puedan desgravarse dichas dietas, sobre todo en lo que concierne a la manutención del día a día.

Una reforma y un criterio más simple sería imprescindible para tener la seguridad jurídica de que un gasto afecto a nuestra actividad económica, la comida cuando estamos trabajando se pueda incluir como dieta sin mayores problemas. Si además de cumplir con todas las normas hay que cumplir hay que demostrar que ese día y a esa hora estábamos trabajando...

2. Gastos de los vehículos

Es algo que se quedó fuera de la ley de autónomos y que no se tiene en cuenta. Muchos autónomos realizan desplazamientos profesionales en el vehículo privado. Son gastos afectos a la actividad económica, porque utilizamos nuestro coche para ver a un cliente. Sin embargo no se pueden incluir al ser el vehículo privado.

Esto afecta sobre todo a nuevos autónomos, que no tienen un vehículo profesional cuando inician su actividad. Una propuesta de deducción de un 50% de gastos con un uso conjunto, particular y profesional, sería razonable. No parece lógico que si nos desplazamos siempre en taxi a visitar clientes lo podamos deducir, si lo hacemos con nuestro coche, no.

3. Suministros de los autónomos que trabajan en casa

Esta es otra de las malas redacciones de la nueva ley de autónomos que convirtió esta propuesta en una burla. Se deduce el 30% de la parte afecta a la actividad económica de la vivienda. En resumen una miseria para aquellos que trabajan desde casa y a los que fiscalmente les es más rentable buscar un puesto de trabajo en un coworking.

4. No pagar IVA de facturas no cobradas

Esta propuesta si parece que irá en el programa de Ciudadanos, pero es el único. Parece difícil que salga adelante. Es tan injusto que muchos autónomos y empresas ya se han resignado a pagar por aquello que no han cobrado.

Si la propuesta significa recaudar menos no parece que los partídos sean muy favorables a incluirlas en sus programas

5. Autónomos a tiempo parcial

Es otro de los sectores a los que no se ofrece una solución. Y si además de mi actividad soy autónomo tres horas al día. Es tan injusto pagar la cuota completa que la mayoría de ellos no se dan de alta. O aprovechan la tarifa plana para hacerlo durante los primeros dos años, pero una vez acabadas las ayudas no hay solución.

6. Reforma del TRADE

Los autónomos dependientes es otra de las figuras que deben reformarse. Pero no hay consenso si eliminarlos, hacer que si los ingresos son de un solo pagador tengan que ser contratados por cuenta ajena, como propone Podemos, independientemente de si están sujetos o no a la organización de la empresa.

La lucha contra los falsos autónomos ha colocado a este colectivo y esta figura creada para proteger más al autónomo en una señal de que algo no se está haciendo bien. No pueden servir para precarizar un empleo y que al final se pierdan derechos en lugar de ganarlos.

7. Reforma del RETA

Pero al fin y al cabo todo esto son parches. La reforma del RETA para dar a los autónomos un estatuto del siglo XXI es el gran reto pendiente. Además es imprescindible hacerlo por consenso, por lo que una amplia mayoría deberían ponerse de acuerdo. Veremos que ocurre y que pactos se dan tras la votación del 28 de abril.

Imagen | jarmoluk

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir