Escasea el compromiso laboral en las empresas

Sigue a

Compromiso

Los tiempos actuales marcados por fusiones, reestructuraciones de plantillas, EREs, despidos generalizados, precariedad laboral, alta temporalidad, no es el momento más adecuado para que los empleados en todo el mundo destaquen por su nivel de compromiso con sus empresas o “engagement”.

Según un reciente análisis realizado por Aon Hewitt, la división de consultoría de Recursos Humanos de Aon Corporation, la evolución de los índices de engagement se mantiene en los niveles más bajos desde 2008.

Uno de los datos más llamativos del análisis es la desfavorable percepción del empleado sobre la gestión del desempeño en sus empresas. Los trabajadores creen que sus empresas no han adoptado ni el enfoque ni el nivel de gestión adecuados que conducen a una mejora de la productividad, ni han logrado vincular el desempeño individual con los objetivos de la organización.

Al final del tercer trimestre de 2011 y tras su última actualización, Aon Hewitt analizó su base de datos de Engagement, que recoge las opiniones de más de cinco millones de empleados de más de 5.700 empresas en todo el mundo. Los resultados del análisis muestran un nivel de “engagement” global del 56% en lo que llevamos de 2011, igualando el dato de 2010 pero situándose por debajo de los correspondientes a 2009 (60%) y 2008 (57%).

Tradicionalmente una cultura empresarial de alto rendimiento presenta niveles de “engagement” de entre un 65 y un 100%; un nivel de entre el 45 y el 65% indica que los empleados son indiferentes al éxito o el fracaso de sus empresas; y un nivel de “engagement” por debajo del 45% puede resultar destructivo para la empresa.

La lectura que subyace de este hecho es que un número significativo de empleados no se encuentra suficientemente motivado como para hacer un esfuerzo adicional a lo que normalmente se exige de sus puestos y muchos están pensando en dejar sus empresas en un futuro cercano, aunque hoy en día no lleguen a dar el paso.

Este dato es bastante trascendente ya que según los etudios de Aon Hewitt existe una relación directa entre nivel de “engagement” de los empleados y los resultados financieros de las empresas, como lo demuestra que en 2010, las empresas con niveles de “engagement” por encima del 65% superaron en rendimiento a sus índices bursátiles y arrojaron tasas de de retorno al accionista un 22% superior a la media. Sin embargo, las empresas con niveles de “engagement” por debajo del 45% obtuvieron en 2010 una tasa de retorno al accionista un 28% por debajo de la tasa media.

Vía | Aon Hewitt
Imagen| alvaroarriagada.com
En Pymes y Autónomos | Recursos Humanos

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario