Sigue a Pymesyautonomos

2302

En 2020, el impacto de las nuevas tecnologías en los centros de trabajo obligará a las empresas a afrontar una nueva era hacia la descentralización, según ha presentado Ricoh en un estudio desarrollado por The Economist Intelligence Unit, que señala que el 63% de los líderes empresariales predice un cambio hacia un modelo de negocio más descentralizado en el que los empleados a nivel individual tendrán un papel cada vez más importante en la toma de decisiones.

Lograr una colaboración estrecha con los clientes es esencial, ya que en 2020, los líderes empresariales creen que los clientes serán la principal fuente de ideas para nuevos productos o servicios. Además, un 86% de los líderes empresariales considera que los clientes se convertirán en un elemento integral de la toma de decisiones y que los equipos de proyectos incluirán normalmente a personas de fuera de la organización como clientes y socios empresariales.

El éxito de la descentralización en 2020 se basará en una red de procesos integrados para gestionar la información y garantizar que sea accesible por parte de trabajadores, estén donde estén, y así puedan tomar las decisiones oportunas. En el futuro también será preciso analizar la forma en que los expertos de fuera de la organización podrán aportar y recuperar información para actuar en nombre de la compañía.

El 86% de los líderes empresariales está de acuerdo en que los clientes se acabarán convirtiendo en una parte integral de la toma de decisiones internas y que los equipos de proyecto incluirán normalmente a personas ajenas a la organización, tales como clientes y socios comerciales.

También será preciso crear, almacenar y recuperar información de forma segura. La gestión central es esencial para proteger los datos críticos de las empresas, uno de los activos más valiosos de las organizaciones. Sin embargo, esto va a cambiar, ya que, en la actualidad, el 43% de todos los procesos de documentos críticos empresariales en las organizaciones europeas se basa en datos de copias impresas, y sólo el 22% de las organizaciones cuenta en la actuali dad con un flujo de trabajo totalmente automatizado.

Para llevar a cabo la descentralización, será esencial que las organizaciones realicen esfuerzos para adaptarse al mundo digital, especialmente si se tiene en cuenta que los empleados, muchos de los cuales trabajarán de forma virtual o fuera de sus instalaciones, deberán poder acceder a cualquier información crítica.

Tendremos que esperar bastante tiempo para ver si los cambios que pronostica el informe realmente se cumplen y en qué grado, pero desde luego, promete ser interesante.

Vía | Ricoh
En Pymes y Autónomos | Management

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario