Compartir
Publicidad

No le hables a tus clientes en tlhIngan

No le hables a tus clientes en tlhIngan
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las profesiones más técnicas se caracterizan por usar una terminología muy específica que, para la mayoría de los clientes, puede resultar difícil de entender. Y es que mientras intentas hablar de la manera más correcta y concreta, los demás pueden estar escuchándote hablar en algo parecido al tlhIngan, un idioma de ciencia ficción perteneciente a la raza Kinglon de Star Trek.

En ocasiones serán los clientes los que nos pedirán que hablemos de una forma más comprensible, pero en muchos casos simplemente asentirán con la cabeza y nos mirarán con una sonrisa. Sienten como una incomodidad pedirnos que adaptemos nuestro lenguaje y piensan que son ellos los que deben hacer el esfuerzo por comprender. El comunicador no se da cuenta de que su mensaje no está llegando al receptor y que es a él al que le corresponde el esfuerzo.

"Hábleme en español, por favor"

Abogados, médicos, veterinarios, asesores fiscales, mecánicos... son muchas las profesiones en las que encontramos términos específicos. Sabemos que si es así, es por la necesidad de realizar una labor especializada que requiere de unos términos igualmente especializados.

Pero a la hora de la verdad, cuando tenemos que dar un diagnóstico, un consejo o una valoración, hay que ser más didácticos. Tan importante es saber lo que se dice, como hacer que se entienda. Por ello suele ser buena idea comenzar con un diagnóstico más técnico para pasar a su correspondiente traducción.

Otra manera es ir explicando los términos utilizados, ya que sustituirlos totalmente puede suponer distorsionar lo que se pretende transmitir. En muchos casos resulta un reto complicado, pero una buena labor de comunicación evitará confusiones y problemas futuros.

Lo que tenemos que evitar es preguntarle al cliente si entiende los términos después de haberlos citado. Esto puede resultar violento, de modo que responderá afirmativamente para agradar (somos seres sociales al fin y al cabo) o simplemente para no "quedar mal".

Si ya conocemos el nivel de un cliente podemos manejar mejor estas situaciones, pero cuando no es así hay que tener mucho tacto a la hora de adaptarnos a ellos.

Einstein dijo una frase muy buena que podemos utilizar en este tema: "No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela". Evidentemente, esta frase no supone que las abuelas tengan un nivel intelectual inferior (dios me libre de compartir algo así), sino que como muchas personas, pueden no disponer de ese vocabulario técnico y específico que se maneja en las profesiones técnicas.

Por ejemplo, si al principio no hubiese aclarado lo que significa "tlhIngan", seguramente muchos habrían tirado de Google o simplemente habrían pensado "vale, no sé lo que es...pero debe ser un idioma extraño".

En Pymes y Autónomos | Técnicas de comunicación: la comunicación verbal, Definiciones laborales para autónomos, Diez técnicas para una comunicación asertiva Imagen | Cristiano Betta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad