Publicidad

Tu empresa va a necesitar un nuevo plan de negocios, ¡y lo sabes!

Tu empresa va a necesitar un nuevo plan de negocios, ¡y lo sabes!
2 comentarios
HOY SE HABLA DE

Las previsiones para este año han saltado por los aires. Lo que era un paréntesis según el Gobierno, apenas un par de semanas sin ingresos, para después volver a la normalidad, se ha convertido en algo mucho más serio. Y las empresas van a necesitar un nuevo plan de negocios para sobrevivir a este año y posiblemente al siguiente.

No solo se trata de un descenso de ingresos durante dos meses. Para muchas empresas que tienen su temporada alta en la época de verano están viendo como este año se trata de sobrevivir. Saben que la temporada turística está perdida. Que dependerán solo de las reservas de última hora habrá que hacer grandes descuentos para atraer clientes.

El miedo retrae la inversión

La incertidumbre económica será un fenómeno global. Y en estos casos simplemente por prevención se paran muchas de las inversiones previstas que no son imprescindibles. Las empresas prefieren tener una situación de tesorería más saneada, lo que al final se traduce en una menor actividad económica incluso de aquellas que no han tenido problemas durante la crisis.

Hay un efecto contagio, que primero llegará al empleo. Se contratará más tarde en muchos negocios, en otros ni siquiera se llegará a contratar. Y esto supone menos dinero en el bolsillo de la gente que a su vez afecta al consumo interno. Por lo tanto implica que esta descenso se prolongará más allá del verano ya que en muchos casos no tendrán derecho a paro por no cotizar el mínimo necesario.

No solo se dispararán las cifras de paro, sino que además en muchos casos sin derecho a prestación

Y en las empresas la incertidumbre que genera el parón económico, pero también el legislativo de como se está enfrentado toda esta situación, lleva a aprobar ahora ERTES sin saber si podrán mantener el empleo durante 6 meses después de reanudar la actividad, lo que implicaría que tienen que devolver las ayudas recibidas.

Por todo esto es imprescindible que las empresas empiecen a trabajar desde ya en un nuevo plan de negocio. Y tiene que ser lo más detallado posible, tratando de ponerse en el peor escenario, tanto en lo que respecta a los ingresos que vamos a obtener, como en las posibilidades de financiación que tenemos o los impagos que vamos a sufrir.

Y los cambios en las tendencias de consumo. Porque si algo es seguro es que cada vez que nos sacude una crisis económica el patrón que siguen los consumidores no es el mismo que teníamos antes de que todo saltara por los aires. Las empresas tienen que ser capaces de detectar puntos de mejora en sus procesos productivos, de ser más competitivas y poder aprovechar las debilidades de su competencia para salir fortalecidas.

Imagen | AlexanderStein

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios