Compartir
Publicidad
Publicidad

Pero, ¿esto qué es?

Pero, ¿esto qué es?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay ocasiones en que los términos se confunden y manifiestan un notable desconocimiento de la materia que se trata. En la imagen qué se ve, ¿a Yoda o un perro?. la respuesta es evidente a un perro disfrazado de Yoda. Esto mismo ocurre con el concepto de emprendedor que se está comenzando a confundir con el de administrador de una sociedad y no me refiero al empresario que asume esas funciones, sino a un asalariado con el puesto de administrador y que le presentan como emprendedor.

En una entrada anterior hacía mención a una cifra que se baraja acerca de los emprendedores, según esos datos ronda el 7%. Las mujeres emprendedoras se dice que es el 1,8%. Esta cifra tengo la sensación que se debe aproximar bastante a la realidad conforme al perfil femenino que se escoge como ponentes para los eventos de emprededoras, que suele coincidir con la ejecutiva de alto nivel de multinacional.

Conforme a la definición de la Real Academia de la Lengua emprendedor/a es

quien emprende con resolución acciones dificultosas o azarosas

De acuerdo a ese criterio un ejecutivo de alto nivel es un emprendedor, pero igualmente lo sería cualquier persona que decidiese cambiar un puesto de trabajo por otro, o cambiar de empresa, o el estudiante que elige una carrera determinada en lugar de cualquier otra.

Es decir, conforme a la definición de la RAE todos y cada uno de nosotros somos emprendedores en nuestro día a día. Pero realmente eso es lo que entendemos y el significado que se pretende dar a esa palabra. Yo creo que no, desde mi planteamiento, con una perspectiva económica o financiera, se ajusta más al individuo que esta dispuesto a asumir un riesgo económico por haber identificado una oportunidad organizando los recursos necesarios para ponerla en marcha.

Es decepcionante que se acuda a un evento de emprendedores y te presenten como tales personas que por criterio un tercero se le proporciona una posición en una organización como ejecutivo y se le confunda con el emprendedor, cuando realmente ni ha identificado la oportunidad, ni ha congregado los medios necesarios para ponerla en marcha ni nada por el estilo. Para mí no es un emprendedor, es simplemente un administrador o gestor, en definitiva el asalariado de un emprendedor.

Las entidades que se dedican a la organización de emprendedores de distinto ámbito deberían implicarse un poco más en lo que están llevando entre manos, analizar que quieren exponer y la idea que desean transmitir, desde luego vender la idea del trabajador por cuenta ajena como emprendedor, es un craso error.

Dar a entender que se recurre a este tipo de perfil porque es lo más asimilado a un emprendedor es falsear la realidad, hay muchos emprendedores de ambos géneros en España y no vendría nada mal identificarlos y mostrarlos al público. El caso particular del emprendimiento tecnológico llega a resultar grosero, ya que en España se identifica exclusivamente con media docena de nombres propios, que es tanto como decir que en los USA los emprendedores tecnológicos son Zuckenberg, Gates y Jobs.

Imagen | Pipe En Pymes y Autónomos | Emprendedores

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio