Compartir
Publicidad

Qué diferencia la aptitud de la actitud

Qué diferencia la aptitud de la actitud
0 Comentarios
Publicidad

Todo aquello relacionado con nuestro currículum, es decir experiencia profesional, formación académica, en definitiva, nuestras capacidades, con nuestras aptitudes y es, por tanto, lo que nos permite a optar a una oportunidad profesional.

La actitud, sin embargo, es el elemento diferenciador que nos permite adquirir ventajas competitivas respecto al resto de candidatos, si es un puesto de trabajo, o de competidores si se refiere a una propuesta de negocio.

Las aptitudes son necesarias, pero una actitud positiva, proactiva es vital para conseguir nuestros objetivos profesionales. Lo que hace que un cliente se decante por tu oferta, a igualdad de aptitudes, es mostrar buena actitud y predisposición.

De este modo, respecto al resto de opciones disponibles, lo importante y decisivo es saber qué va a suponer a tu cliente aceptar tu oferta, es decir, en qué va a mejorar, qué tienes para ofrecerle.

Para ser capaz de dar una respuesta a estas cuestiones es fundamental conocer el negocio de tu cliente y ser proactivo, es, por tanto, una combinación entre aptitud y actitud, lo que permite dar respuestas a sus necesidades.

Por tanto, mientras que la aptitud es una cualidad personal, la actitud son nuestras capacidades para poder aplicar nuestras aptitudes en nuestros entonos relacionales.

Imagen | Cambodia4kids.org En Pymes y Autónomos | Actitudes que nos bloquean

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio