Publicidad

Los principios de Bill Gates

Los principios de Bill Gates
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

En ocasiones las personas de mayor éxito y de más influencia hacen reflexiones sobre la vida cotidiana que nos obligan a recapacitar si, efectivamente, en ocasiones, no perdemos el rumbo de lo que somos y de la sociedad en la que vivimos.

Esto es lo que ocurre con un discurso que impartió hace tiempo en instituto y que sorprende porque realmente personas como él, que pudiera parecer que viven en atalayas apartados de la realidad, nos demuestran que no es así y conocen perfectamente a la sociedad actual y, de hecho, les sirve para triunfar profesionalmente.

Del citado discurso de Bill Gates se extrajeron los siguientes principios que, si bien, se realizaron en un instituto, no deja de ser cierto que son principios que se pueden aplicar a quienes inician su carrera profesional recién graduados o aquellos quienes emprenden una aventura empresarial.

  • La vida no es justa, acostúmbrate a ello.

  • Antes de que nacieras, tus padres no eran tan aburridos como son ahora. Ellos empezaron a serlo por pagar tus cuentas, limpiar tu ropa sucia y escucharte hablar acerca de lo super guay que eres y lo carca que son ellos ... Así que antes de emprender tu lucha por las selvas vírgenes contaminadas por la generación de tus padres, inicia el camino limpiando las cosas de tu propia vida, empezando por tu habitación, escritorio, armario y estuche.

  • Si piensas que tu profesor es duro, espera a que tengas un jefe. Ese sí que no tendrá vocación de enseñanza ni la paciencia requerida

  • Dedicarse a hacer hamburguesas no te quita dignidad. Tus abuelos tenían una palabra diferente para describirlo: le llamaban oportunidad.

  • Si metes la pata, no es culpa de tus padres, por lo que no te lamentes por tus errores; aprende de ellos.

  • El éxito llega con esfuerzo y constancia. No ganarás 5.000 dólares mensuales justo después de haber salido del instituto y no serás un vicepresidente de una empresa con coche de empresa hasta que hayas terminado el instituto, estudiado y trabajado mucho.

  • Sé amable con los NERDS. Existen muchas probabilidades de que termines trabajando para uno de ellos.

  • La vida no se divide en semestres. No tendrás vacaciones de verano largas en lugares lejanos y muy pocos jefes se interesarán en ayudarte a que te encuentres a ti mismo. Todo esto tendrás que hacerlo en tu tiempo libre.

  • En la escuela puede haberse eliminado la diferencia entre ganadores y perdedores, pero en la vida real no... En algunas escuelas ya no se pierden años lectivos y te dan las oportunidades que necesites para encontrar la respuesta correcta en tus exámenes y para que tus tareas sean cada vez más fáciles. Eso no tiene ninguna semejanza con la vida real.

  • La televisión no es la vida real. En la vida cotidiana, la gente de verdad tiene que salir del café de la película para irse a trabajar.

En definitiva, se les puede llamar principios de vida, sentido común o, simplemente, humildad. Pero casi nada de lo que se emprende es inmediato y los resultados llegarán después de aplicar mucho esfuerzo, tenacidad, ilusión y capacidad de superación. Y, esto no es aplicable a quienes emprendan, sino a cualuqiera que esté vivo.

Imagen | Joi En Pymes y Autónomos | Jóvenes millonarios y el riesgo de banalizar el éxito empresarial en Internet

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir