Compartir
Publicidad

¿Hacemos empresa o hacemos negocio?

¿Hacemos empresa o hacemos negocio?
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Este pregunta que me hago, y os traslado aquí, la extraigo de una interesante reflexión que hace Borja Prieto en su blog. Puede parecer una perogrullada, pero es una cuestión que muchos de nosotros no tenemos clara en multitud de ocasiones. La mayoría de nosotros creemos que tenemos una empresa cuando en realidad sólo hacemos negocios

Para determinar si la actividad que desarrollamos es empresa o negocio, sólo tenemos que plantearnos esta situación. Imaginemos por un instante, que por un periodo prolongado de tiempo, por ejemplo seis meses, tenemos que mantenernos apartados de la actividad diaria de nuestra empresa, al igual que le ha ocurrido hace poco tiempo a Steve Jobs.

Por motivos de salud, se ve obligado a aparcar su vida laboral unos meses en pro de mejorar su salud. ¿Es viable Apple si Jobs? ¿Puede seguir adelante? Indudablemente si. Otra cosa es que el recambio que se haga por Jobs, sea mejor o peor. Eso sólo el tiempo lo dirá. Pues bien, en nuestra empresa, tenemos que plantearnos qué ocurriría si esto nos sucediese a nosotros mismos.

¿Puede seguir mi empresa adelante sin mi presencia diaria? Si la respuesta es negativa, se han podido producir dos situaciones distintas:

  • Mi empresa es una empresa “bebé” de reciente creación, en dónde necesita mi atención continua para su crecimiento e independencia como ente independiente.
  • Yo no tengo una empresa, tengo un negocio. Lo realizo personal y directamente y mi figura es irremplazable por otra persona.

Tener un negocio significa realizar una actividad económica, bajo la fórmula jurídica que deseemos de tal forma que mi persona es imprescindible en su desarrollo. Podemos pensar que los profesionales liberales, algunas pymes y muchos autónomos se encuentran en esta coyuntura.

Este es un mal endémico de la pyme. Si yo soy peluquero, mi clientela está acostumbrada a mi servicio, no al recambio que yo les proporcione en un periodo de ausencia prolongada.

Ejemplos como este los podemos contar por cientos de miles, dado que los autónomos y las pymes inundan el tejido económico del pais, aunque tener un negocio frente tener una empresa tiene unas consecuencias muy peligrosas para todos nosotros.

Vía | Desencadenado
Imagen | OpenDemocracy
En Pymes y Autónomos | Discurso de Steve Jobs en la universidad de Stanford

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio