Compartir
Publicidad

España podría crecer aún más si sus empresas fuesen más grandes: los inconvenientes de que el 99% de las empresas sean pymes

España podría crecer aún más si sus empresas fuesen más grandes: los inconvenientes de que el 99% de las empresas sean pymes
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

España es uno de los países que más crecen de toda la OCDE, lo cual ha permitido, entre otras muchas cosas, que haya sido posible sacar los Presupuestos más expansivos de la historia moderna. Si las previsiones se cumplen, nuestro país crecerá a un porcentaje del 3%, aproximadamente, bastante por encima de potencias como Alemania o Francia.

Y todo ello teniendo en cuenta que el tamaño de las empresas sigue siendo una asignatura pendiente en España. El 99% de las empresas españolas son pymes, de las que casi el 96% son microempresas con menos de nueve trabajadores. Estos son los principales inconvenientes de la presencia de este tipo de empresas sobre la economía.

Menor productividad

Se trata de uno de los principales problemas de la economía española, generalmente como consecuencia de la elevada presencia de empresas pequeñas. Las pymes son menos productivas que las grandes empresas, fundamentalmente porque representa un freno para incorporar más capital humano y tecnológico, desarrollar procesos innovadores o internacionalizar la actividad.

Dificultad para crear empleo neto

Con el paso de los años, en las microempresas y pequeñas empresas se destruye un porcentaje mayor del empleo que en las grandes empresas, lo que genera un círculo vicioso que impide el crecimiento y la creación de nuevos puestos de trabajo.

Las empresas pequeñas que no crecen son menos productivas, y eso tiene relación directa sobre los salarios, la creación de empleo y el acceso a la financiación, entre otras cosas.

Peores contratos de trabajo

Debido a la incertidumbre que rodea permanentemente a las empresas en general, y a las pymes en particular, la mayoría de ellas apuestan por los contratos temporales para garantizar la contratación. Además, los elevados costes de despido en España y la rigidez del mercado laboral español hacen que, en la práctica, m****uchas empresas pequeñas decidan no renovar de los empleados más productivos cuando acaban esta relación contractual.

Peores salarios

En España, las grandes empresas pagan a sus empleados un 56% más que las empresas pequeñas, según el ‘Informe trimestral del mercado de trabajo’ de Randstad Research. Y es que las empresas pequeñas tienen menor capacidad para ofrecer salarios elevados y, por supuesto, para subirlos posteriormente.

Peor acceso y condiciones de financiación

Las pymes tienen más dificultades para acceder a la financiación, pese a la generalización de diferentes vías no bancarizadas. Además, las grandes empresas tienen más capacidad para negociar refinanciaciones, acceder a instrumentos financieros alternativos y obtener mejores condiciones, entre otras muchas cosas.

Menor competitividad

En realidad, este es un factor relacionado con todo lo anterior. Ser menos productivas que las grandes empresas, unido a su menor internacionalización y su capacidad de financiación les hace mucho menos competitivas a nivel nacional y, sobre todo, internacional.

En Pymes y Autónomos | ¿Eliminar la figura del TRADE para acabar con los falsos autónomos?

Imagen | gabofr

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio