Compartir
Publicidad

Errores comunes entre socios

Errores comunes entre socios
0 Comentarios
Publicidad

Las sociedades y los inversores son una parte importante del éxito de los negocios, de esta forma el trabajo y el esfuerzo se reduce a la mitad.

La posibilidad de integrar habilidades complementarias, gastos compartidos y distintas rutinas de trabajo benefician la puesta en marcha del negocio, sin embargo, no hay que dejarse llevar por el entusiasmo.

Aunque, a priori, en ocasiones uno crea que está llevando a cabo una buena negociación a la hora de integrar nuevos socios en nuestro negocio hay que ser, sobre todo, prudentes.

Fundamentos para incorporar socios

  • Compartir capital

La honestidad se da por supuesto en los pactos entre socios como el valor en el ejército. Sin ambargo, no siempre es así. Por eso, en los contratos de acuerdos entre socios hay que establecer a través de las cláusulas todas las condiciones y una de ellas debe de especificar que los gastos serán compartidos, de esta forma cuando surja algún inconveniente ambos tendréis que hacerle frente.

  • El socio tecnológico

Es una figura muy manida, porque no tienes presupuesto para ejecutar la parte técnica del proyecto y optas por el recurso de asociarte con alguien solo porque no tienes presupuesto para contratar personal. Realmente esta decisión hay que sopesarla estar verdaderamente seguro de si lo que buscas es compartir responsabilidades, gastos y ganancias, en lugar, de contratar a un especialista.

  • Acuerdos verbales

En los negocios las palabras se las lleva el viento, por eso, todo lo que implique obligaciones de las partes deben de definirse con claridad, ponerse por escrito y ambas partes deben de estar de acuerdo. Y aún así, en muchas ocasiones, acaba por ser papel mojado.

  • Forma societaria

Sociedades civiles, comunidades de bienes, cooperativas, etc., mejor pasarlas por alto, a no ser que constituyas una sociedad con tu mujer y estés en régimen de gananciales. En el resto de los casos, la primera opción debe ser una sociedad limitada, cada socio conoce su participación en el negocio y su responsabilidad en el mismo.

Desde luego no consiste en aplicar la máxima de piensamal y acertarás, consiste en ser cauto y dejar a la buena fe las menos cosas posibles.

Imagen | dullhunk En Pymes y Autónomos | Socios para mi negocio

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio