Compartir
Publicidad
Publicidad

El por qué de la importancia de las pymes

El por qué de la importancia de las pymes
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde el principio de mi colaboración en esta publicación he defendido que la salida a la situación económica actual debe hacerse desde el cambio en el modelo productivo y el apoyo e impulso de la actividad económica de los autónomos y las pymes. Hace unos días, el Circulo de Empresarios ha publicado un estudio donde se analiza la función dinamizadora y generadora de riqueza de los autónomos y las pymes .

Una de las conclusiones de este estudio es que en los próximos años es necesario que surjan en España alrededor de medio millón de nuevos empresarios para garantizar el desarrollo sostenible de la economía española. Sólo así será factible responder a los dos grandes desafíos actuales, la creación de empleo y modernización de la estructura y el tejido productivo de nuestro país.

Desde el punto de vista de la creación de empleo, podríamos pensar que las grandes empresas, por su tamaño y su capacidad, tendrían más posibilidades de crear puestos de trabajo, sin embargo no es así. Desde el punto de vista organizativo, las grandes empresas tienen a reducir su masa laboral (perdón por la expresión) y recurrir a la externalización de determinados servicios que no son claves para ellas, ahí es donde entran las pymes que absorben la creación de empleo necesaria para prestar esos servicios.

Hoy, más que ningún otro día, somos conscientes que el sector público puede contribuir a la dinamización del mercado laboral mediante la creación de un entorno favorable, pero abusar de esa capacidad para generar el empleo provoca desequilibrios en forma de déficit e inestabilidad presupuestaria.

Del mismo modo, la creación de riqueza y la activación económica también depende en mayor medida del desarrollo de los autónomos y las pymes y ya no sólo porque aporten más del 60% del PIB, si no por qué, utilizando el mismo razonamiento que para el empleo, depender del sector público para generar esa actividad incide, como no, de manera negativa en el endeudamiento del Estado.

Potenciar la actividad económica en las pymes provoca, por la propia interacción entre ellas, el aumento del desarrollo económico, el aumento de la productividad, de la innovación y de la oferta de empleo. Esta maquinaria funcionando incide en el aumento del consumo y en la generación de riqueza.

Estos aspectos son los que debemos de considerar a la hora de plantearse cuál debe ser el punto de partida para conseguir, de una vez por todas, la ansiada recuperación. Si realmente van a ser necesarias medio millón de nuevas empresas, fomentemos la creación y el desarrollo de las pymes, fomentemos la cultura empresarial y formemos más emprendedores que funcionarios.

En Pymes y Autónomos | Presente y futuro de la empresa española ante la crisis Imagen | Gaspa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio