Compartir
Publicidad

El dilema del reparto de capital

El dilema del reparto de capital
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando se crea una startup es clave tener una buena idea y un mejor plan para llegar al mercado pero, también es necesario, establecer reglas claras entre los fundadores de la empresa. Y un aspecto es definir el reparto de capital o “equity” entre los socios.

Esta es una cuestión controvertida, que por regla general no suele producir acuerdos unánimes entre las artes implicadas, pero que dada su importancia e impacto en el futuro de la compañía es necesario afrontar con claridad meridiana.

Aunque es un tema muy polémico que hayque resolver cuanto antes hay unos principios fundamentales.

Principios fundamentales para el reparto de capital

  • Nunca ir a medias

Drucker decía que el número ideal de socios es un número impar menor que tres. Aunque esto sea cierto, en la realidad habrá que uir fuerzas con terceros y a la hora de repartir el capital lo de ir a partes iguales, no suele ser un buen invento. En un principio puede evitar inconvenientes, pero puede complicarse en el futuro ya que un 50/50 es el origen de muchas situaciones de bloqueo entre los socios que acaban parando la startup. Uno debería tener algo más, idealmente el director o CEO.

  • El equity no se regala, se gana

Esto es un axioma. Cuando se emprende surgen una multitud de "peces piloto", llámense, amigos, colaboradores, "socios tecnológicos", mentores o advisors que se ofrecen por una participación. Puede plantearse como opción pero con excepciones. Ofrecer un 1% de equity a un mentor o consejero debes poner clausulas que le obliguen a realmente ganarse ese porcentaje, ya sea por permanencia, trabajo efectivo para tu empresa, etc.

  • Plantear repartos dinámicos

Una de las cosas que no se hacen muy a menudo es establecer clausulas de reparto dinámico de porcentajes, algo que es muy valioso en los primeros tiempos. Se trata de establecer dos tipos de reparto accionarial: por un lado el “base” o porcentaje que tenemos desde el principio, y por otro lado otro porcentaje que podemos ganar (o no) en función de que por ejemplo estemos x años en la startup (vesting), que consigamos x hitos, etc.

  • Establecer un pacto de socios

Es muy importante definir y firmar un buen pacto de socios, es decir, un protocolo donde se recojan los derechos y obligaciones, los repartos y las clausulas aplicables.

  • No hay fórmulas mágicas

No existe una plantilla que diga qué porcentaje debe tener cada socio. Tampoco es un modelo muy recomendable copiar la distribución accionarial de una startup parecida a la tuya.

Cada empresa es un mundo y, para este caso, ess mundo le pertence al fundador y debe ser él quien establezca las reglas. En caso contrario, si las cosas salen bien, puede lamentar no haber sido determinante y precavido en los inicios.

Imagen | Simon Cunnighan En Pymes y Autónomos | Socios para mi negocio

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio