Compartir
Publicidad

Dos de cada tres empresas revisan los perfiles sociales de los candidatos a una vacante

Dos de cada tres empresas revisan los perfiles sociales de los candidatos a una vacante
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Vivimos en el mundo de la infoxicación. Hay demasiada información en Internet. Muchos de los datos los generamos nosotros mismos. Las redes sociales dicen mucho de nosotros. Cuanto más activos seamos, más fácil es hacerse una idea de como es una persona en su día a día. Quizá por eso son ya dos de cada tres empresas las que revisan los perfiles sociales de los candidatos a una vacante.

En concreto según un estudio de Career Builder, el 70% de los empleadores en Estados Unidos revisan los perfiles sociales de los candidatos antes de proceder a su contratación. Y es una tendencia al alza, puesto que ha subido un 60% en 2017 respecto al año anterior. Incluso en las grandes organizaciones hay gente dedicada en exclusiva a este aspecto.

No se trata tanto de ver la vida privada de las personas, sino incoherencia en la información aportada en su currículo. Para ello se verifican su cualificación para el trabajo que se va a realizar, si se trata de un candidato activo en las redes sociales o no, o que dicen otras personas sobre nosotros en las redes sociales.

Las cuestiones que no suelen gustar a las empresas son la publicación de fotografías o vídeos inapropiados, si se publican comentarios racistas, machistas o inapropiados en general. Pero también si se ha hablado mal de otras empresas en las redes sociales, se ha difundido información confidencial o se ha mentido sobre una ausencia en el trabajo.

No es la primera vez que alguien ha sido despedido por alguna publicación en Facebook. En muchos casos se agrega a los jefes en la red social, luego la gente se olvidan de que lo hicieron y finalmente acaban por soltar algún comentario inapropiado o directamente insultante hacia ellos.

Es cierto que existe una sobreexposición de muchas personas en las redes sociales. Donde por otra parte solo se comparten los momentos más felices. Y esto muchas empresas lo detectan como un peligro potencial, ya que no se tiene en cuenta que no solo compartimos con nuestros amigos, sino que también afecta a la reputación de nuestra organización.

En Pymes y Autónomos | La delgada línea roja entre las redes sociales personales y el trabajo

Imagen | LoboStudioHamburg

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos