Compartir
Publicidad

¿Cursos de formación? Sí, gracias

¿Cursos de formación? Sí, gracias
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Que una empresa sin importar el tamaño debería ofrecer a sus trabajadores cursos de formación lo dice la ley. Pero, ¿cuántos empleados reciben esos cursos? Muy pocos.

La mayoría de las veces por dejadez, desinformación, o por temor por parte del gerente de que los empleados 'pierdan el tiempo'no se llevan a cabo. En vez de contemplar los cursos de formación como una oportunidad de mejora para el negocio.

La Fundación Tripartita se encarga de gestionar esos cursos que en un tanto por ciento muy bajo, realizan los trabajadores.Que no disfrutan de esas oportunidades para mejorar como profesional y justificar el dinero que se les retiene en su nómina para la formación.

Un ejemplo: un jefe pretende que su empleado haga un curso sobre redes sociales, en concreto sobre Facebook. Éste le comenta que si tiene pensado abrir una tienda virtual o van a promocionar el negocio por Internet. No, no es el caso.

El empleado se enfada (llevan muchos años trabajando juntos) y le pregunta qué beneficio obtendrá él si realiza el curso. La respuesta puede asombrar: "Ninguno, lo pones en tu currículum, y no te preocupes, yo puedo hacer el curso por ti"

Por un lado: no hay intención de que el trabajador mejore su formación y que con ello ayude al incremento de las ventas o la visibilidad , y sí un interés económico puntual.

Si estos "cursos" no son de calidad, cualquiera puede responder las preguntas, el diploma es algo simbólico y el empleado no cuenta con los conocimientos de verdad, ¿puede negarse a ser cómplice de semejante pantomima? Sí, pero la situación laboral es la que es, y son muchos los trabajadores que se ven obligados a 'asistir' a cursos ficticios que no sirven absolutamente para nada.

Un despropósito cuando la formación bonificada puede ofrecer cursos de calidad (idiomas) que benefician a todas las partes. ¿Volverán esos buenos tiempos? Tiempos en los que un trabajador recibía formación de calidad que tenía un fin: que la empresa contara con empleados cualificados y al día en su sector.

En Pymes y Autónomos|Cómo contabilizar los gastos de formación bonificada,Fin a la subvención de formación para pymes de menos de diez trabajadores

Imagen|Montecruz Foto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio