Compartir
Publicidad

Cultura empresarial, empleados alineados no alienados

Cultura empresarial, empleados alineados no alienados
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La cultura empresarial de una organización marca una serie de directrices a la hora de ejecutar los trabajos, de tratar con los clientes o de llevar el negocio que se va forjando con el paso de los años. Una de las peticiones que se suelen hacer a los nuevos trabajadores es que estén alineados con la cultura empresarial. Pero no puede ser un dogma irrefutable, los empleados tienen que estar alieneados con la cultura empresarial no alienados por ella.

Se trata de que todos remen en el mismo sentido. Que todos tengan una forma de proceder similar, que todos tengan un objetivo común en beneficio de la organización. Esto no implica que dichos objetivos o la hoja de ruta para alcanzarlos no sea objeto de críticas internas, que se puedan hacer propuestas de mejoras o aportaciones de los trabajadores.

No se trata de estar alienado por esta cultura empresarial y tomarlo como si fuera dogma de fe. Esta forma de hacer las cosas no es inamovible, sino que se va forjando con el tiempo como la mejora manera de hacer las cosas en nuestra organización. Gracias a ella se busca lograr unos objetivos a corto y medio plazo.

Lo malo es que muchas veces los objetivos de la empresa y la forma de trabajar la deciden las directivas. Se supone que los empleados tienen que ejecutarlas con una absoluta confianza en que será lo mejor para todos, tanto para la organización como para sus trabajadores. Y esto no siempre es así, sobre todo cuando no se escuchan las voces de todos.

Más complicado todavía es para los mandos intermedios, que muchas veces se limitan a ser pregoneros o voceros de las decisiones que se han tomado, pero sin mostrar ninguna empatía hacia los empleados que tienen que lograr estos objetivos, con una cultura empresarial que muchas veces ni siquiera los ha tenido en cuenta.

La cultura empresarial, que todo el mundo esté alineado con ella no pede convertirse en un o conmigo o contra mi. Se trata de convencer a todos que esta es la mejor manera de hacer las cosas. Todos tienen que empujar en el mismo sentido, pero tiene que haber espacio para la crítica constructuiva.

En Pymes y Autónomos | Cómo conseguir el compromiso del empleado con la empresa más allá del salario percibido

Imagen | chrisreadingfoto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio