¿Cuándo decir adiós como freelance a un proyecto en 2021?

¿Cuándo decir adiós como freelance a un proyecto en 2021?
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

2021, pronto hará un año que el coronavirus forma parte de nuestro día a día. Nuestra vida ha cambiado a nivel personal y profesional. Menos vida social, y si existe oportunidad: teletrabajo. Pero como freelance trabajar desde casa ya formaba parte de mi rutina. Para algunas personas, no acostumbradas a compaginar vida personal y profesional, entiendo que sea duro.

En mi caso, ha sido una experiencia positiva y agotadora en ocasiones. Pero si hay algo que diferencia el trabajar por tu cuenta haciendo colaboraciones, a tener que acudir físicamente al mismo lugar, es la diversidad de tareas. Lo que puede parecer un caos, al final es positivo: te obligas a pensar, a desarrollar la creatividad y a estar al día en diferentes campos.

Trabajar con personas en diferentes puntos del país y fuera de él, una ventaja para el freelance

Internet es un aeropuerto que te lleva al abrir tu portátil a cualquier lugar. Y eso implica, poder trabajar con un periodista ubicado en Texas. Ajustar los horarios y acostumbrarse es fácil, y no hay nada más enriquecedor que conocer otras formas de afrontar el trabajo, aprender de otra cultura tanto en el aspecto personal como profesional.

Creo que retener el talento de un freelance es lo que se plantean muchas empresas. Pero por otro lado, es el propio trabajador el que en ocasiones ha de saber decir adiós a algún proyecto. ¿La razón? A más años, más experiencia y por lo tanto mejor preparada estás para afrontar retos.

Si un proyecto no es motivador y evidentemente, no va de la mano de una cantidad de dinero justa, es mejor decir adiós y así poder centrarte en otros clientes, ellos saldrán ganando y tú también.

Siempre se ha dicho que hay que tener 'huevos en diferentes cestos', pero tanto si eres diseñador, consultor, redactor..., no puedes hacer juegos malabares a diario, porque al final tendrás tortilla para comer.

De ahí a decir no, aunque implique decir adiós a compañeros con los que sabes que podrías hacer grandes cosas. La incertidumbre económica consecuencia de la pandemia no ha cambiado mucho la forma en que los freelancers conseguimos proyectos.

La pandemia descubrió que en muchos hogares había personas con un portátil y un pequeño despacho, pero que eran vistos como bichos raros por sus amigos, conocidos y vecinos. ¿Qué es eso de dar un paseo un lunes al mediodía? La gestión del tiempo.

No se trata y nunca se ha tratado de vivir mejor que el resto, pero sí con otra forma de encarar las tareas. Y como dice el título del artículo: decir no cuando las 24 horas no te dan para cumplir con tus clientes.

A nivel mental, si no existe la desconexión, ya se sabe que este trabajo quema y mucho. Siempre has de insistir en que no estás en casa para hacer tareas domésticas o atender llamadas absurdas. Ha costado, pero parece que se toma en serio al teletrabajador. Pero en este país siempre quedará esa sombra alargada del presentismo y que tanto gusta a los jefes.

Imagen|Pexels

Temas
Inicio