Publicidad

Cerrado los domingos porque no se pueden hacer horas extras

Cerrado los domingos porque no se pueden hacer horas extras
7 comentarios

Publicidad

Publicidad

Me ha llamado la atención que un popular bar de mi ciudad, que habitualmente abría todos los días de la semana, haya justificado el cierre del domingo porque con nuevo convenio de hostelería no se pueden hacer horas extras. Algo estamos haciendo mal si un negocio próspero, con clientela asegurada no puede abrir porque no le sale rentable pagar a los empleados.

Hay que recordar que el convenio marca un máximo de 80 horas extras anuales, o lo que es lo mismo 10 domingos al año que se podrían pagar para abrir. Lo que no me cuadra del todo es que la entrada en vigor del convenio fue en 2018 y hasta ahora se ha mantenido abierto todos los días de la semana. ¿Qué ha cambiado para que ahora no sea rentable?

Sospecho que el motivo no es tanto el convenio sino necesidad de llevar a cabo un registro horario. Y claro las horas no cuadran, porque tenemos una plantilla que tiene que cubrir un horario mucho más amplio del que puede por convenio. Incluso aunque se paguen las horas extras. Por lo tanto hay que contratar gente y es aquí donde los números no acaban de dar los resultados esperados.

Al menos no como antes, donde esas horas seguramente se realizaban y no quedaban reflejadas en ningún sitio. Donde el empresario pagaba un plus por horas extras que no constaba en ningún lado y el empleado que las realizaba lo aceptaba sin problemas. En muchos casos la posibilidad de hacer dichas horas es incluso un aliciente para muchos trabajadores, ya que saben que final de mes el dinero que ingresan es superior.

No se trata de culpabilizar a nadie, ni al empresario, ni al empleado, pero tampoco a la administración. Es un problema de base. Un negocio próspero, que quiere abrir todos los días de la semana, que tiene la clientela asegurada, pero que si necesita contratar más gente ya no sale tan rentable. Y esto que en un entorno de paro endémico debería corregirse para que contratar no sea un lastre, sino más bien un incentivo para las empresas.

No quiero ni pensar en qué ocurriría como un día a Hacienda le de por controlar lo que se ingresa por propinas o ser más riguroso con el IVA de los descuentos e invitaciones del sector de la restauración o simplemente aplicar un control más estricto, algo que no está tan lejos. Tendrán que cerrar la mitad de los locales, porque no saldrá a cuenta.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir