Así quiere regularizar UPTA a los autónomos esporádicos que ahora no cotizan

Así quiere regularizar UPTA a los autónomos esporádicos que ahora no cotizan
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

¿Qué ocurre ahora si nos surge la oportunidad de realizar algún trabajo por nuestra cuenta de forma esporádica? Pues la realidad es que muchos hacen el trabajo pero no lo facturan. En su mayoría son profesionales que realizan trabajos de forma irregular, que no superan las 16 horas efectivas o apenas llegan en sus ingresos a los 250 euros. Hoy por hoy estas actividades quedan en la economía sumergida.

Para ellos UPTA propone un cheque de cotización, que les permitiría cotizar a razón de 6 euros la hora, que viene a ser el coste del SMI dividido por 160 horas de trabajo mensuales. La cuestión es que estos autónomos esporádicos podrían adquirir un cheque cotización para facturar sus trabajos legalmente.

Para poder acceder a estos cheques se tendrían que cumplir algunas condiciones. En primer lugar que no se superen las dos horas diarias de trabajo o un máximo de 16 horas mensuales. El cheque se debe adquirir antes de realizar el trabajo y nunca después. ¿Qué es lo que simplifica este sistema? Todo lo que tiene que ver con el alta en la Seguridad Social y la necesidad de estar afiliado al RETA.

Es un tema que ya lleva bastante tiempo encima de la mesa, pero que por diferentes motivos se ha ido aplazando y ya va siendo hora de retomar esta cuestión. Por ejemplo serviría para alguien que tiene que dar una conferencia, un programador o un diseñador gráfico al que le realizan un encargo fuera de la empresa en la que ya trabaja habitualmente, etc.

La máxima interesada en poner en marcha este asunto debería ser la propia Seguridad Social ya que supondría generar más ingresos de los que ahora tiene. También la Agencia Tributaria ya que ahora mismo ni se cotiza por ellos ni se ingresa el IRPF correspondiente.

En todo caso hay que tener en cuenta que esto es para los autónomos que realizan algún trabajo de forma esporádica. Para todos aquellos que lo hacen de forma habitual, aunque sus ingresos sean bajos, lo ideal es que se ponga en marcha lo antes posible la cotización por ingresos reales, ya que serán los máximos beneficiados en este caso.

Temas
Inicio