Compartir
Publicidad

Trabajar sólo con aplicaciones online, una alternativa para la empresa cada día más real

Trabajar sólo con aplicaciones online, una alternativa para la empresa cada día más real
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A la hora de crear una nueva empresa hoy en día una de las decisiones que tenemos que tomar es por nuestro modelo de trabajo. Si lo que necesitamos es trabajar con movilidad, desde cualquier lugar y nuestro despacho es nuestro portátil o nuestro tablet quizás la mejor idea es la nube. Porque lo cierto es que trabajar sólo con aplicaciones online es una alternativa para la empresa cada día más real.

Estamos hablando de aplicaciones de gestión de proyectos, aplicaciones de facturación, un ERP o un CRM y todas ellas online. Tenemos prácticamente aplicaciones que podemos utilizar online casi para cubrir cualquier necesidad que nos pueda surgir, incluso para la ofimática con Office 365 o Google Apps.

Tenemos tanto para elegir, que lo complicado quizás es hacerlo de forma correcta. La mayoría de estas aplicaciones disponen de un modelo freemium, que nos permiten utilizarlas de forma gratuita si no tenemos grandes necesidades, algo que hace que para las micropymes sean soluciones muy solventes.

Las grandes ventajas de este modelo es que nos permite centrarnos en el núcleo de nuestro negocio. No tenemos que preocuparnos por mantenimiento o actualizaciones de versiones. Siempre que tengamos una conexión a internet podemos trabajar, indepedientemente del dispositivo del que lo hagamos o dónde nos encontremos. Esto resulta muy cómodo para aprovechar todo nuestro tiempo de trabajo.

También es interesante si tenemos una previsión de crecimiento a corto plazo, donde podemos contratar más recursos a medida que nuestro negocio lo va necesitando y estas herramientas nos se van a convertir en un cuello de botella para su expansión, como ocurre muchas veces con el software tradicional instalado en nuestros equipo o nuestros propios servidores.

Este modelo también se puede utilizar en las empresas que ya llevan tiempo en el mercado, pero la transición resulta más complicada, puesto que deben amortizar inversiones que han realizado a lo largo de los años, tanto en hardware como en software que tienen instalado. Se puede implantar poco a poco, pero lo cierto es que de esta forma se suele tardar más en percibir sus beneficios. Ambos modelos no son opuestos, cada uno tiene sus ventajas y sus inconvenientes, sólo tenemos que saber cual va a ser más rentable para nuestra empresa.

En Pymes y Autónomos | La empresa se sube a la nube: ventajas y retos del cloud

Imagen | Pixabay

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio