Compartir
Publicidad
Publicidad

Razones para no usar un software a medida en nuestra empresa

Razones para no usar un software a medida en nuestra empresa
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Muchos de nosotros nos decantamos por un software diseñado a nuestra medida. Conseguimos mayor eficiencia en nuestro trabajo y ajustamos perfectamente las necesidades de los procesos que llevemos a cabo.

Para disponer de un software de este tipo, recurrimos a una empresa de programación, en donde nos van a preparar el programa de gestión que demandemos en función de nuestro perfil de empresa.

Cuando esto funciona, es maravilloso, más aún si la empresa en la que hemos confiado la contratación de nuestro programa mantiene las oportunas actualizaciones y cambios normativos.

Pero los problemas vienen cuando en la empresa de software algo deja de funcionar, como por ejemplo la sustitución de trabajadores por otros que tienen peor cualificación o no encuentran los profesionales adecuados para seguir con la labor que llevaban a cabo.

Cuando esto ocurre y en nuestra empresa necesitamos llevar una actualización, modificación o inclusión de un módulo adicional, comienza un calvario del que tenemos muy difícil salir airosos.

La empresa con la que trabajamos ha sustituido a parte de su plantilla, y el programa de gestión que utilizamos, sólo es accesible para ellos. Es decir, nosotros tenemos las licencias de uso pero no el acceso al código. Por tanto, cualquier modificación que tengamos que llevar a cabo pasa por nuestro proveedor de servicios informáticos.

Esta empresa, por motivos que nos darían para escribir varios post, ha pasado de ser la primera de la zona a la última de la fila, en donde todos los clientes que tiene estamos a punto de tener que cambiar todos nuestros sistemas informáticos.

Hemos conseguido tirar por la borda diez días de trabajo, con las consiguientes pérdidas de tiempo y dinero, no tenemos solución alguna y nos vemos en la encrucijada de cambiar de proveedor de software de manera automática.

Cambiar de software no es un paso sencillo, dado que requiere una migración de datos y un aprendizaje de los nuevos protocolos por parte de toda la plantilla afectada. En definitiva, todos estos problemas los habríamos ahorrado si no hubiésemos confiado un pilar tan importante de la empresa a cualquiera.

En su momento eran los mejores, pero su mala gestión nos va a salpicar de lleno, por lo que a la hora de contratar servicios importantes con continuidad en el tiempo, necesitamos contar con el respaldo de los mejores del sector, y por desgracia, saber eso a priori es muy difícil, con lo que adaptarse a la opción más vendida del mercado puede ser la solución menos mala a la hora de escoger un proveedor de software.

En Tecnología Pyme | Cinco razones para usar software libre en la empresa
Imagen | danielle_blue
En Pymes y Autónomos | El futuro del software de gestión

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos