Compartir
Publicidad

¿Quién lidera la transformación digital de tu empresa?

¿Quién lidera la transformación digital de tu empresa?
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las cuestiones pendientes de muchas empresas es la transformación digital. Se habla mucho de ello, parece algo imprescindible para sobrevivir en el futuro. Pero la realidad es que el cambio no llega de un día para otro y requiere de pequeños pasos. Pero también de personal que lo pueda llevar a cabo, pero ¿quién lidera la transformación digital de tu empresa?

Es necesario que exista personal formado, que tenga la capacidad de proponer y liderar la implantación de soluciones que transformen la empresa. No tienen que hacerlo directamente ellos, lo habitual es que se encargue una tercera empresa, pero tiene que estar abierto para entender el cambio, ver las ventajas del mismo y actuar como cadena de transmisión para el resto de empleados.

Este tipo de empleado, que además de dominar su materia como profesional, está abierto a llevar a la empresa a realizar los cambios necesarios, cada vez será más complicado de contratar. Porque tiene un perfil muy específico. Tiene que conocer la empresa, su área de trabajo y a la vez tener la suficiente experiencia como para ver lo que están llevando a cabo otras organizaciones y si se adapta o no a las necesidades de esta empresa.

Siempre se puede recurrir a empresas de consultoría, pero la realidad es que no es lo más habitual en la pyme. A medida que la empresa es más pequeña, tendrá más dificultades para encontrar a este empleado que actúe de catalizador hacia el cambio. En todo caso este tipo de perfil choca de lleno con contratos temporales, ofertas muy justas de condiciones económicas o buenos horarios. Si logramos indentificarlo, como decían en el Equipo A, tal vez podamos contratarlo.

En muchos casos se tiende a buscar a alguien que tiene una buena relación con la tecnología. Pero esto provoca que se apliquen soluciones caseras, las mismas que se utilizan como usuario en casa, lo que no siempre funciona en la empresa. Y muchas veces choca con la legislación vigente como el RGPD. No es lo mismo poner una cámara de videovigilancia en nuestra casa que en nuestra empresa. No es lo mismo tener un Dropbox para intercambiar documentos en casa, que en la empresa, donde podemos tener datos de clientes.

El cambio no llega de un día para otro. Hay cuestiones que funcionan y otras que no, pero la realidad es que si no vamos dando pequeños pasos, la labor que tenemos por delante será inabarcable y muy complicado de llevar a cabo. Por eso es imprescindible ir avanzando hacia un esquema de empresa del futuro que tenemos en la cabeza.

Imagen | rawpixel

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio